Negocios

Las frutas típicas de Santo Domingo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
14 de May de 2011 06:52

El caimito tiene la misma consistencia que un flan de frutas. Es gelatinoso y dulce a la vez. En la boca, esta fruta típica no tarda en deshacerse suavemente.

Nace de un árbol de ocho metros de altura. La forma de la fruta es ovalada, parecida a una granadilla. Llega a medir hasta 10 centímetros de diámetro y puede ser de color rojo-púrpura, morado oscuro, o verde pálido.

“Hay que partirlo en cuatro para evitar que la boca quede pegajosa”, dice José Cunalata, de la hacienda Vía Láctea. La propiedad siembra frutas exóticas y poco comercializadas. Está ubicada a cinco minutos de La Concordia.

Esta fruta, mamey, noni, borojó y el jack fruit se cultivan en Santo Domingo de los Tsáchilas.

En la Vía Láctea también se produce mamey. Es un fruto seco de color café. “Luego de cosecharlo hay que esperar dos o tres días para consumirlo”, refiere Cunalata.

“Cuando se planta en vivero es más complicado. Los insectos se aclimatan más y dañan las plantas. Al plantar uno o dos árboles no hay problema de insectos”, señaló Cunalata. El mamey también ha sido poco comercializado.

Su fruto se encuentra a 20 m de altura, en la copa del árbol. Es carnoso, de color rojizo, y con una corteza dura. Tiene forma redondeada. “A este árbol no le afecta el clima. Es muy resistente”. La fruta se utiliza en jugos y como conservas enlatadas.

Cerca de ese árbol está plantada otra fruta que emana un fuerte olor agrio. Es el noni. Según Cunalata ya no es comercializado como en épocas anteriores. “Fue una fiebre. Se lo industrializó porque supuestamente curaba varias enfermedades, hasta cáncer, pero se perdió del mercado”. El sabor es amargo y su pulpa es vede.

Cerca de allí se puede hallar también el borojó, originario de las Amazonas. Es de color verde y cambia a chocolate cuando madura. Se considera apto para ingerirlo cuando cae de las ramas al suelo. Puede alcanzar hasta cuatro libras de peso.

Otra fruta exótica es la del árbol del pan o jack fruit, que produce entre 150 y 200 frutos en un año, según su edad, variedad y el hábitat. Cuando está tierna se torna verde. Se lo emplea para preparar batidos. Basta una pequeña porción del fruto para conseguir que la bebida espese.

También se la ingiere fresca, directamente. El sabor es dulce y muy parecido al de la chirimoya.


Más sobre el caimito
A esta fruta semiácida se le e atribuyen  importantes propiedades medicinales.  Tiene una amplia gama de nutrientes. Entre ellas destacan la  cantidad de  calorías, carbohidratos, grasas, proteínas, calcio...  que aportan al cuerpo. También   fibra, fósforo, hierro, vitamina A, C y B.


Jack fruit o árbol de pan


Contiene sildenafil,   que es el ingrediente activo del viagra. Se lo halla en su forma natural.  Se le atribuyen  propiedades que ayudan en problemas de  impotencia sexual por lo que se le denomina popularmente el “viagra natural”. Además contiene hidratos de carbono, proteínas, vitamina B1 y hierro.


El noni, fruta con antioxidantes
El noni  contiene vitaminas, minerales, enzimas, oligoelementos y estéroles. Los estudios realizados a este fruto han  descubierto además que  posee una amplia variedad de aminoácidos, lo que lo convierte en una perfecta fuente de proteínas.  Se lo usa para prevenir el cáncer.


El mamey
Este fruto    tiene un importante contenido de carotenoides y es una fuente de vitamina A. También tiene algunas otras vitaminas, aunque en menores proporciones, como el ácido ascórbico (vitamina C). Es una fruta que brinda energía.


El borojó
En  los análisis  químicos del borojó se encontraron que tiene algunos elementos nutritivos y vitamínicos,   como el hierro, magnesio, calcio, fósforo, aluminio, sodio, titanio, silicio, boro, cobre, níquel, plomo, entre otros nutrientes.


Usos medicinales


El caimito maduro   se come para calmar la inflamación en la laringitis y para la neumonía. Se  recomienda  como un tratamiento para la diabetes. Esta fruta cocinada  alivia la angina de pecho. Cuando  están  ligeramente  maduros se comen para aliviar  dolores estomacales.


El mamey   se  usa para tratar problemas dermatológicos como  barros y espinillas. Se debe colocar sobre la parte afectada  haciendo una crema con unas pocas gotas de limón. Esta crema puede retirarse luego de  15 minutos con agua caliente.


El borojó, aparte de  dar energía, ha demostrado ser beneficioso en las afecciones bronquiales, para equilibrar el azúcar en la sangre, para combatir la desnutrición, para controlar la hipertensión arterial. Su consumo es en forma de jugo.


Del jack fruit se utilizan el fruto, las hojas, la raíz y el látex. Se lo ha recomendado como  antiasmático, antidiarreico y para el  tratamiento de la conjuntivitis, diabetes, antihelmíntico y otitis. También para  la  eliminación de verrugas y tratamiento de la hipertensión arterial.


El jugo de  noni   se  toma en las primeras horas de la mañana para dar energía al cuerpo. La segunda dosis puede tomarse unos 30 minutos antes de la cena.   A los niños se recomienda darles una  cucharada del jugo puro, pero  en ayunas.

Descrición
Te sirvió esta noticia:
Si (0)
No (0)