7 de November de 2011 15:27

Francia presenta un nuevo programa de ahorro

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El primer ministro francés, François Fillon, anunció hoy un nuevo paquete de medidas con el que el gobierno francés busca mantener su máxima calificación crediticia en los mercados de capital. El objetivo es volver a tener un presupuesto fiscal equilibrado en 2016 pese a la ralentización del crecimiento económico, señaló Fillon.

Además de un recorte del gasto público de mil millones de euros anuales hasta 2013, las medidas incluyen el adelanto a 2017 de la reforma de pensiones prevista para 2018 y una subida del IVA para el sector de la gastronomía, del actual 5,5 a 7,0 por ciento, y el aumento de la presión fiscal aumentará para las empresas con facturación superiór a 250 millones de euros.

El gobierno espera alcanzar un aumento de sus ingresos de 2 600 millones de euros con el recorte de beneficios fiscales. Además, se congelarán los sueldos del presidente Nicolas Sarkozy y del gabinete de ministros hasta que el presupuesto se encuentre equilibrado y se reducirá el presupuesto para la campaña a las elecciones presidenciales de 2012.

Para el saneamiento del déficit fiscal hasta 2016 harán falta unos 100 000 millones de euros, según estimaciones del primer ministro. "La palabra bancarrota ya no es un vocablo abstracto", dijo Fillon a la vista del riesgo que suponen el estancamiento económico y el endeudamiento público.

El primer ministro se dirigirá esta noche a los ciudadanos franceses a través de la televisión. El gobierno francés corrigió recientemente a la baja la previsión de crecimiento económico para 2012, del 1,7 por ciento a sólo el 1,0 por ciento del producto interno bruto (PIB).

París esperaba asimismo un incremento del dos por ciento del PIB en 2011, pero corrigió posteriormente la cifra a la baja.

Las nuevas medidas de ahorro eran necesarias para mantener los objetivos de reducción del déficit estatal del 7,0 por ciento registrado en 2010 al 5,7 por ciento esperado este año, el 4,5 por ciento en 2012 y el 3,0 por ciento en 2013.

Las especulaciones sobre una posible bajada de la máxima calificación crediticia de Francia después de que su crecimiento económico se estancara en el segundo trimestre de 2011 causaron recientemente turbulencias en las Bolsas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)