4 de May de 2012 11:55

‘Expropiaciones a empresas españolas en Argentina y Bolivia se pueden contagiar a Ecuador y Venezuela’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El gobierno español invitó hoy a los países latinoamericanos que ejecutan nacionalizaciones de servicios públicos a “la reflexión” por decisiones “populistas que acaban siendo impopulares”, dijo la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría.

Además, estas expriapiaciones podrían tener un efecto dominó en países como Ecuador y Venezuela, según el presidente de la patronal Confederación Empresarial de Madrid-CEOE (CEIM), Arturo Fernández, quien también consideró a las expropiaciones de Bolivia y Argentina como “tomaduras de pelo (burlas, ndr) a España”.

“Esto puede ser contagioso, luego puede venir Ecuador y Venezuela”. “Hay que decirles basta”, enfatizó tajante Fernández.

Madrid “reprueba” la decisión del gobierno boliviano de expropiar la Red Eléctrica Española (REE) al tiempo que reconoció que el ejecutivo de Evo Morales “ha manifestado su voluntad de llegar a un acuerdo para una contraprestación económica adecuada a la valoración de la empresa” , añadió Santamaría.

El gobierno español estará “muy vigilante para que se pague el precio adecuado de esa empresa nacionalizada”.

La expropiación de REE, en la que el Estado español posee un 20%, se produjo dos semanas después de la decisión del gobierno argentino de expropiar el 51% de las acciones que la petrolera española Repsol tenía en YPF, una iniciativa que el Congreso del país sudamericano convirtió ayer en ley por amplia mayoría.

“Invito a todos esos estados a la reflexión de si esta es la vía adecuada para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos”, dijo la vicepresidenta.

Santamaría distinguió entre los países que “apuestan por la seguridad jurídica, obtienen más inversiones, crecen en un contexto muy difícil y aquellos otros que atraviesan por dificultades económicas como consecuencia de determinadas decisiones que pueden ser populistas pero acaban siendo impopulares”.

La vicepresidenta apuntó que el gobierno boliviano “viene llevando a cabo desde 2007 operaciones de nacionalización que afectan a empresas extranjeras, lo que a la larga acaba perjudicando la seguridad jurídica y la confianza de terceros países en esos estados”.

Santamaría consideró que “tiene poco sentido en un mundo global” la decisión de Bolivia de “nacionalización en el marco de su soberanía energética”. Tras la decisión del gobierno de Morales del pasado martes desde algunos sectores en España se advirtió de un posible efecto contagio.

El principal partido de la oposición, el socialista (PSOE), reclamó al gobierno de Mariano Rajoy la elaboración de “una estrategia global de defensa de las empresas españolas en América latina”.

El canciller, José Manuel García Margallo, afirmó este jueves que la situación de Bolivia respecto a REE está “encauzada” por su disposición a pagar el justiprecio, un camino, dijo “que a mí me gustaría que tomase Argentina, que todavía puede hacer una valoración por una empresa independiente y pagar el justiprecio”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)