6 de December de 2011 00:03

Ex obreros esperan su liquidación

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los 142 ex trabajadores de la industria de cementos Guapán se reunieron ayer en su sede social, ubicada en el centro de Azogues. Desde las 08:30 analizaron su situación laboral y las indemnizaciones anunciadas por la empresa.

No realizaron ninguna marcha de protesta ni reunión con los directivos de esta fábrica o autoridades laborales. Según el secretario del Comité de Empresa, Paúl Sacoto, no tienen un comunicado oficial en el que se detalle los montos que cada obrero recibirá ni la fecha que se hará efectivo el pago. Ellos fueron despedidos el viernes de la semana pasada.

“Solo tenemos las publicaciones de los medios de comunicación en las que se indican el monto a recibir”, señala Sacoto.

Por ello, decidieron estar en sesión permanente para vigilar que se cumpla con el pago y que no existan contratiempos porque ninguno de los despedidos entregaron los equipos y vehículos que están bajo su tutela. “Esperamos que no existan sorpresas”. Hasta ayer, la fábrica seguía con controles de la Policía.

Sacoto señala que con este despido masivo se debilitó al Comité de Empresa, que existe desde hace más de 30 años. “El objetivo a futuro es eliminarlo”.

Según el gobernador de Cañar, Rolando Ruilova, los directivos de la empresa cancelarán hasta el próximo viernes las indemnizaciones. “Serán de USD 79 200 para cada obrero, independientemente de los años laborados”.

Ruilova dice que el despido obedece a un proceso de reingeniería de la empresa y que la decisión es constitucional. Él y el apoderado de Guapán, Diego Jaramillo, se reunieron la mañana de ayer con los dirigentes de la parroquia Guapán.

Los moradores de esta parroquia, ubicada a 15 minutos de la capital cañarense, se apostaron la mañana de ayer en la puerta de ingreso de la cementera.

Su objetivo era presionar para que los directivos firmen un convenio para la entrega de 17 hectáreas de la antigua cantera de esta industria. Ese terreno será usado para un proyecto turístico.

Según Ruilova, será un comodato en favor de la comunidad. Para llegar a un acuerdo se tenía prevista la firma de un acta de voluntades para cumplir ese pedido. Los moradores dieron como plazo hasta el 23 de este mes para que se entregue el terreno.

Pese a los inconvenientes, la producción se mantiene al interior de la planta y es ejecutada con los obreros y empleados que no fueron despedidos. Guapán contaba con una nómina de 246 empleados y trabajadores.


Industrias Guapán es administrada por el fideicomiso Alianza Cementera, en el cual participan el Banco del IESS (Biess), el Ministerio de Industrias y Productividad y la Empresa Pública Cementera del Ecuador (EPCE).

El objetivo del fideicomiso, que está constituido con las acciones de las empresas Cementos Chimborazo e Industrias Guapán, es administrar en conjunto a las dos empresas, optimizar su administración y buscar un socio estratégico que implemente una nueva línea de producción.

A mediados de este año, el Gobierno dijo que buscaba una alianza estratégica con uno o varios socios internacionales para mejorar la productividad de Guapán. La ministra de Industrias, Verónica Sión, estimó en junio pasado que con una inversión de USD 200 millones, la cementera podría ampliar su infraestructura y mejorar sus ventas en el mercado local e internacional.

El Gobierno prevé que la demanda de cemento para los próximos cinco años se multiplicará en el país debido a la ejecución de varios mega proyectos hidroeléctricos y mineros de gran escala, además de la construcción de la Refinería del Pacífico.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)