14 de January de 2011 00:00

Ex obreros de Ecudos irán a huelga en 20 días

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Los 19 trabajadores que fueron despedidos del ingenio Ecudos presentaron sus reclamos en la Subdirección de Trabajo del Austro, en Cuenca.

La estrategia fue entregar las notificaciones de la empresa, que recibieron los obreros despedidos intempestivamente y declarar una huelga si no son atendidas sus demandas.Los campesinos buscan reintegrarse a sus lugares de trabajo que desde el martes pasado fueron separados del ingenio en manos estatales, a raíz que la ex Agencia de Garantía de Depósitos (AGD) se incautó la industria. Se trata de 15 dirigentes sindicales y cuatro miembros de base. La mayoría fue notificado cuando regresaba o estaba de vacaciones.

En la lista de los despedidos está Christian Bermeo, presidente del Sindicato quien lidera los reclamos en la Subdirección de Trabajo del Austro. La demanda se presentó en esa dependencia porque la planta del ingenio azucarero está instalada en La Troncal, provincia de Cañar.

Según Bermeo, deberán esperar 20 días para decidir si se hace o no la huelga. “Para hacer una huelga hay que presentar los reclamos y si en 20 días no hay una solución por parte del empleador se la hará inmediatamente. Vamos a esperar ese plazo para hacer la huelga”. Bermeo dijo que los despidos son originados por una persecución laboral. “En la lista consta la mayoría de obreros que paralizó la planta hace tres meses y se logró la firma del contrato colectivo”.

Stanley Vera, presidente de Ecudos, dijo el miércoles pasado, que los despidos se hicieron porque estos obreros entorpecían la venta de la empresa y de los proyectos habitacionales que beneficiarán a los empleados. “En el mismo contrato colectivo se puede despedir a obreros siempre y cuando sean liquidados conforme la ley”. Según los cálculos de Vera los trabajadores despedidos recibirán entre USD 14 000 y 18 000, el monto dependerá del área en que operaban.

El contrato colectivo, que se firmó en octubre pasado, representa a la empresa USD 1,3 millones y tiene validez para dos años. Bermeo se defiende y señala que no han hecho campañas ni a favor ni en contra del proceso de venta. “Ningún empleado ha sido convocado para explicar la compra del 30% de las acciones. En verdad, no nos interesa”.

En cambio, Vera sostuvo que los trabajadores fueron informados sobre la venta. “Ahora esperamos que quienes sigan laborando en la empresa designen a sus nuevos dirigentes”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)