28 de July de 2011 00:02

La ex Emelec tuvo 3 valoraciones

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La valoración de los activos de la ex Emelec y Electroecuador que realizó el actual Gobierno superó todas las proyecciones de expertos.

Los USD 173 millones que determinó la Unidad de Energía Eléctrica de Guayaquil (Udeleg) supera todas las valoraciones que se realizaron en los últimos 16 años. La primera fue en 1995, cuando la firma Mott Ewbank Preece determinó que los activos de la eléctrica estaban valorados en USD 139,8 millones.

[[OBJECT]]Pero el 5 de marzo del 2001 el Conelec contrato al consorcio Price Waterhouse Coopers Corporate Finance, Banco Bilbao Vizcaya e Interdin & Ahead Advisory Group para que los valorice. Ahí los activos para la comercialización y distribución de energía en Guayaquil se cuantificaron en USD 118,6 millones.

José Pilleggi, experto en temas eléctricos, dijo que la actual valoración es muy alta, pues son activos que se han depreciado mucho en el tiempo. “No se está comprando un negocio en marcha sino fierros. Hay que revisar cómo se hizo esa valoración”.

El enredo jurídico y financiero de los activos se originó por los cuatro fideicomisos que se crearon para administrarlos. En la lista están el Progreso Recapitalization Trust, Progreso Depositors Trust (PDT), Progreso Repatration Trust (PRT) y el Fideicomiso para la generación y distribución de energía eléctrica de Guayaquil y pago a depositantes Banco del Progreso (BP) y AGD.

El que mayor polémica generó al Estado fue el PRT, cuyo representante fue Miguel Lluco. Su objetivo era vender los activos de la ex Emelec que estaban en el PDT, y con la recaudación cancelar a los depositantes del BPLimited y del BP en Ecuador.

Lluco exigía la propiedad de los activos y presentó una demanda contra el Estado en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), pidiendo una indemnización de USD 1 116 millones.

El Ciadi la negó y Lluco desistió de la pelea jurídica. “Desde el momento que el Ciadi falló en mi contra ya no seguí con la disputa. No tenía recursos para seguir con la pelea y ahora sé que el Estado es el dueño de los equipos. Para mí es un caso cerrado”, dijo Lluco.

De ahí que en 2 de julio 2007 el presidente Rafael Correa creó la Unidad de Energía Eléctrica de Guayaquil (Udeleg) para que se encargue de valorar los activos de la ex Emelec y Electroecuador y cruzar las cuentas con el Estado.

Pero otro problema se genera en el cruce de cuentas. Se trata del pasivo laboral, ya que hay 450 empleados y 900 jubilados que pertenecían a la ex Emelec.

Édison Delgado Falconí, secretario del Comité de Empresa de la ex Emelec, dijo que si la nueva empresa quiere liquidar a sus compañeros se lo haga de acuerdo al contrato colectivo y código laboral. “Cuando laboramos en la empresa era privada y ahora será pública. La liquidación es con el contrato colectivo actual”.

El decreto 832 solo dispone que se liquiden a los empleados de la Udeleg que suman más de 20 personas. Además, dispone que sea el 15 de agosto la fecha máxima para el cierre de la Unidad Eléctrica.

Francisco Castello, gerente de la Corporación Nacional de Electricidad (Cnel), reconoció que todavía falta por cerra los problemas laborales y de jubilados. “La Udeleg seguirá operando hasta que se resuelva todo. La Empresa Eléctrica de Guayaquil ya es una empresa pública”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)