7 de November de 2011 12:41

La Eurozona aumenta la presión contra Italia y Grecia

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los ministros de Economía de la Eurozona intensificaron la presión contra Italia, ante la dudas de que el gobierno de Silvio Berlusconi cumpla con sus metas de reducir el déficit, y sobre Grecia, a la que advirtieron que no ayudarán si no presenta un panorama político claro.

"Es esencial que Italia cumpla con sus metas fiscales, asegure la puesta en marcha de medidas e intensifique reformas estructurales que reactiven el crecimiento", dijo el comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, al llegar a la reunión en Bruselas de ministros de Economía de la Eurozona que se inició a las 17:00 locales (16:00 GMT) .

La Comisión Europea confirmó que enviará a Italia una misión para vigilar la puesta en marcha de reformas prometidas por Berlusconi con el fin de reactivar el crecimiento y reducir la deuda, que se eleva a 1,9 billones de euros (120% del PIB).

Las principales Bolsas europeas terminaron en rojo este lunes, preocupadas por la falta de credibilidad de Italia y el futuro de la zona euro.

La única que subió fue el Bolsa de Milán, con un 1,32%, a 15.549 puntos, aupada por rumores de dimisión de Berlusconi, negados por el mandatario italiano.

La falta de credibilidad de las promesas de Berlusconi es latente. Las tasas de interés a largo plazo de las obligaciones italianas treparon a 6,5%, (de 6,37%) alcanzando un nuevo récord desde la creación del euro.

El principal factor de presión para Berlusconi es la votación del presupuesto, prevista para este martes, ya que no cuenta con mayoría parlamentaria.

En cuanto a Grecia, en la reunión de este lunes, que será seguida el martes de una cumbre de los veintisiete ministros de la UE, los jefes de economía europeos prevén advertirle a Atenas que no recibirá ni un solo euro si no cumple con sus planes de ajuste y dé muestras de "claridad" a nivel político.

Los dos principales partidos políticos griegos alcanzaron un acuerdo para formar un gobierno de coalición, en el que ya no estará el primer ministro Giorgos Papandreu, y decidieron adelantar las elecciones para el 19 de febrero.

El socialista Papandreu y el líder de la oposición de derecha, Antonis Samaras, debían designar este lunes al próximo jefe de gobierno.

El acuerdo de octubre debería permitir a Atenas borrar 100 000 millones de euros hacia 2020 de los 350 000 millones del total de su deuda pública (equivalente al 165% del PIB). A cambio, el Parlamento griego debe ratificar el acuerdo antes de 2012, que exige nuevos sacrificios para la población.

La Eurozona, al igual que otro de los principales acreedores, el Fondo Monetario Internacional (FMI), tiene pendiente de aprobar 8 000 millones de euros pendientes del primer plan de rescate acordado en 2010.

Sin un pago rápido de esa ayuda, Grecia quedará en situación de suspensión de pagos a mitad de diciembre.

La agitación en Grecia absorbió la reciente cumbre del G20 en Francia e impidió que los europeos se concentraran en reforzar el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) para evitar el contagio de la crisis a países como Italia y España.

La meta es ampliar el FEEF a un billón de euros, mediante un mecanismo de inversión para comprar deuda de los países más frágiles, respaldado por su máxima calificación y por una garantía de 20% a 30% de eventuales pérdidas.

Para multiplicar con creces sus recursos, fijados inicialmente en 440 000 millones de euros y desembolsados ya en parte en los rescates de Irlanda y Portugal, se prevé la creación de dos vehículos financieros, uno de ellos adosado al FMI, que recabe inversión del sector privado y de países emergentes.

El problema es que ninguno de los países emergentes ha mostrado una voluntad concreta de querer participar.

Al igual que otros gobiernos de la zona euro, socavados por la situación de Grecia, Francia anunció medidas de austeridad en los gastos del Estado, con el objetivo claro de mantener la nota máxima que otorgan las agencias de calificación, la triple AAA, a los emisores de deuda más fiables.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)