14 de September de 2012 09:38

España promete un nuevo “plan de reformas” a sus socios de la zona euro

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

España se comprometió hoy, ante sus socios de la zona euro, a aprobar “un plan de reformas” con el que busca mostrar que ya está “en la senda del crecimiento” y evitar nuevas condiciones en caso de pedir un rescate amplio de su economía.

“España va a adoptar un plan nacional de reformas para fomentar el crecimiento y la competitividad”, anunció el ministro de Economía, Luis De Guindos, en una rueda de prensa, al margen de la reunión informal de ministros de la zona euro en Nicosia.

El plan “será anunciado durante el consejo de ministros el 27 de septiembre”, dijo, sin revelar los detalles sobre los sectores que se verán afectados, El objetivo es cumplir con la meta de déficit fiscal del 6,3% de su PIB este año, 4,5% en 2013 y 2,8% en 2014. Pero también mostrar a sus socios “el compromiso español con las reformas” exigidas por Bruselas y evitar nuevas condiciones en caso de pedir un rescate global de su economía.

“El compromiso fundamental es con el déficit público y las reformas económicas”, aseguró. Además “es un paso para mostrar el compromiso español con la mejora de la competitividad”.

España, que ya obtuvo en junio una promesa de auxilio de la Eurozona de hasta 100 000 millones de euros para sanear sus bancos, está sometida a una enorme presión para solicitar un rescate más amplio, que permita activar una intervención del BCE en los mercados de deuda.

El pedido formal de ayuda es una de las condiciones que ha puesto el BCE para comprar deuda a corto plazo de forma ilimitada en el mercado secundario de países como España o Italia y así aliviar los costes exorbitantes en los que estos se han financiado en los últimos meses en los mercados.

El ministro destacó no obstante que se trata de “un programa nacional de reformas pero no de recortes” y que está “en línea con las recomendaciones hechas por la Comisión Europea (CE) en mayo.

Sin embargo, puntualizó, este plan tiene “un calendario concreto”.

De esa manera, el ministro se adelantó a los socios más duros de la zona euro que podrían pedirle nuevas condiciones a cambio de un eventual rescate amplio.

Los esfuerzos fueron bien recibidos por el Eurogrupo. “España garantizó que la meta fiscal para este año está al alcance de la mano”, añadió Juncker.

De Guindos “reiteró el pleno compromiso de las autoridades españolas para cumplir los objetivos de déficit, como exige la recomendación sobre déficit excesivo, que incluye la adopción de medidas adicionales si fuera necesario”, precisó.

En la reunión participaron además la jefa del Fondo Monetario Europeo (FMI), Christine Lagarde y el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi. En la tarde se le unirán los ministros de Economía de la UE.

Pero este plan de reformas es un trago amargo para los españoles.

La cuarta economía de la zona euro, cuyo principal motor de crecimiento, la construcción, se derrumbó en 2008, volvió a caer en recesión en los últimos meses y tiene un desempleo que afecta a casi un cuarto de la población activa.

España se beneficia desde hace días de una importante distensión en los mercados, pero debido a los rumores sobre una próxima demanda de ayuda global. Y en octubre debe enfrentar importantes vencimientos de su deuda.

La cumbre de Chipre ocurre tras una semana de buenas nuevas para el euro. La Corte Constitucional alemana ratificó el miércoles la adopción por el gobierno alemán del MEDE (Mecanismo Europeo de Estabilidad) y del pacto fiscal europeo.

El mecanismo será utilizado, entre otras cosas, para inyectar directamente capital en la banca española, asfixiada tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, evitando así que el Estado se haga cargo del crédito.

El fondo de rescate permanente diseñado para rescatar a las economías más fragilizadas de la zona euro estará” operativo" a fines de octubre, anunció Juncker.

La puesta en marcha de este mecanismo es clave para España, cuya deuda pública alcanzó el 75,9% del PIB a finales de junio, un nuevo récord histórico.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)