4 de July de 2011 00:02

El Estado empuja el crecimiento

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Ni en el más optimista de los escenarios, los agentes económicos pudieron haber pensado que el país haya crecido al 8,62% en el primer trimestre de este año.

La noticia dada por la ministra Coordinadora de la Política Económica, Katiuska King, el pasado jueves, provocó sorpresa entre varios analistas, quienes no esperaban que el alza hubiera sido tal.

“Es normal que tras la estabilización luego de un año de crisis como fue el 2009, se venga una curva de crecimiento. Pero llegar a niveles del 2008 sí fue sorpresivo. Creo que la fuerte expansión de la inversión pública se está reflejando en ello”, aseguró el analista financiero Andrés Romo.

Principalmente, el fuerte impulso de la tasa de crecimiento viene dado por los sectores de fabricación de productos de la refinería, que creció 43% en el primer trimestre, respecto al mismo período del año pasado.

“Las fuertes inversiones que está realizando el Estado en los complejos energéticos, evidentemente van a atraer una dinamización. Si vemos otros sectores que crecieron son, básicamente, también infraestructura: suministro de electricidad y construcción. Ahí está reflejada la política económica”, asegura el analista financiero Juan Carlos Ramírez.

En eso coincidió el presidente Rafael Correa, en su cadena del pasado sábado. Al analizar las cifras de crecimiento de la economía explicó que se están viendo los efectos de una “correcta” política fiscal y de inversión pública.

Sin embargo, para Romo, habría aún que ver cómo esto se sigue sosteniendo en el tiempo. “Mientras el Estado tenga la capacidad de ejecutar la obra pública, todo estará bien. Es de esperar que la inversión que se está poniendo en marcha, cuando ya empiece a operar, sea lo suficiente como para sostener el volumen de las necesidades fiscales”.

[[OBJECT]]

En ese sentido, el presidente del Directorio de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador, Ricardo Cuesta, explicó en un análisis que pese al efecto positivo de un crecimiento, el inversionista aún está temeroso por las condiciones internas en el país.

Es así que, por ejemplo, en mayo, por segundo mes consecutivo, el índice de Riesgo País vuelve a incrementarse, generando que este se mantenga 417 puntos por encima del promedio regional (379 puntos); es decir, una relación 2,1 veces superior.

“La lectura asociada a este comportamiento sigue teniendo como protagonista a la incertidumbre de sectores como: comercial, industrial, manufacturero, exportador e importador, entre otros, como producto de algunos factores, entre ellos, la futura reforma tributaria anunciada, en días pasados, por el Gobierno , la misma que se ha escudado esta vez, bajo un criterio ambiental”.

En efecto, según el catedrático Roberto Mosquera, lo que necesita el Gobierno no es solo hacer lo correcto en la aplicación de su política económica sino generar la confianza necesaria para que las inversiones productivas lleguen.

En otra línea de análisis, los empresarios, aunque se sorprendieron también por el alto índice de crecimiento, señalan que era de esperarse que siga el alza, que inició desde finales del año pasado.

“El Estado inyecta grandes cantidades de dinero a la economía. Como consecuencia de ello, la gente tiene más dinero en su bolsillo. Como tiene más dinero, busca invertirlo en la compra de un bien o, simplemente, en el consumo. Todo eso hace girar el motor y por ello se crece. Pero, del otro lado, el sector productivo no crece al mismo ritmo y eso preocupa”. señala Sebastián Granja, un distribuidor mayorista de productos de hogar y limpieza.

El Plan 2011-2013

El Gobierno definió su Agenda de la Política Económica para el Buen Vivir 2011-2013. Dentro del ámbito impositivo prevé aumentar hasta el 15% la presión tributaria hasta el 2013. Además, aumentar en un 10% la progresividad del IVA y del Impuesto a la Renta hasta el 2013.

También se fijó la meta de sustituir las importaciones de maíz, pasta de soya, trigo y cebada, hasta reducir la participación al 40% hasta el 2013.

Además, prevé disminuir un 13% la concentración de las importaciones por país de origen.

Adicionalmente, se planteó obtener un crecimiento de 5% anual del PIB industrial no petrolero hasta el 2013. También incrementar al 45% la participación de las pymes en las compras públicas. Y alcanzar el 6% de participación de energías alternativas en la capacidad del país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)