29 de April de 2012 00:02

Empresas pequeñas van a la bolsa

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Ya sea a través del sistema financiero privado o por la vía de emitir cada vez más papeles en las bolsas de valores del país, las empresas aprovechan la alta liquidez en la economía para fondearse.

En el primer trimestre de este año, la cartera comercial de los bancos creció 18,7% respecto al mismo período del 2011.

Por el lado del mercado bursátil, el dinamismo ha sido mayor en los primeros meses de este año, sobre todo en la cantidad de emisiones de las empresas, principalmente medianas y pequeñas. La Bolsa de Valores de Quito da muestra de que las emisiones se han duplicado, al pasar de 18 en el 2011, hasta abril, a 36 en el mismo período de este año.

“Los papeles bursátiles son una excelente opción de financiamiento. Es positivo ver cómo ahora las medianas empresas también se animan a realizar operaciones en el mercado bursátil”, explica Mónica Villagómez, presidenta ejecutiva de la Bolsa.

Lo novedoso de estas últimas emisiones, atadas a las medianas empresas, es que permiten a cualquier persona acceder a estos papeles. Es decir, desde USD 500 ya se puede comprar papeles que rinden entre el 8 y 9% al año.

Así, si alguien compra USD 500 de una obligación o una titularización, cada año, además de recibir parte de su capital, obtendrá entre USD 40 y 45. Luego de tres o cuatro años, según la emisión, habrá recuperado su capital, más la rentabilidad sumada.

“Es un ganar para las dos partes. Por un lado, la empresa obtiene recursos rápidamente y, por el otro, el inversionista obtiene su beneficio”, explica Mariana Escudero, operadora de Santa Fe Casa de Valores, que promociona la última emisión para inversionistas de menores recursos de la compañía Codepretet.

Esta mediana empresa emitió USD 1 millón en obligaciones, cuyos cupones desmaterializados pueden incluso ser adquiridos por menos de USD 500 cada uno, según Katiuska Viteri, gerenta de Plusvalores, quien hizo la calificación de la emisión.

“Con el solo anuncio hemos tenido muchos interesados que ya quieren comprar, incluso de otras provincias. La gente quiere invertir y esta es una buena oportunidad para hacerlo”, señala Néstor Rosero, gerente de la firma especialista en montar tecnologías para recargas (celulares, bancos...).

¿Cómo adquirirlos? Villagómez dice que todas las personas pueden acercarse a las bolsas de valores de Quito y Guayaquil para empaparse de las ofertas de papeles y recibir la orientación.

Sin embargo, pese al repunte de la actividad bursátil, el financiamiento de las empresas todavía está fuertemente anclado al crédito financiero. Así lo confirma Luis Jaramillo, gerente general de Class International Rating, una nueva firma en el mercado local que se enfocará en realizar análisis de riesgos dentro del país.

“Las empresas siguen financiándose mayormente a través de créditos del sistema financiero. El mercado de valores ha tenido durante los últimos años un interesante despunte en la emisión de los títulos valores, básicamente gracias al ingreso de nuevos participantes y a la presencia constante de antiguos emisores, sin embargo, el financiamiento bancario aún supera de manera importante al financiamiento a través del mercado de valores”.

Jaramillo añade que existen varios factores que hacen que el mercado de valores no se transforme en la primera opción de financiamiento: pocos inversionistas, falta de ingreso de inversores internacionales, muchas empresas no alcanzan niveles de inversión internacional, desconocimiento de esta forma de financiamiento y la falta de convenios internacionales con otras Bolsas para negociación a escala internacional.

El asesor financiero Gonzalo Salazar también afirma que, si bien es positivo que el mercado de valores sigue creciendo poco a poco, y sobre todo que empresas más pequeñas lo vean como un atractivo nicho de financiamiento, la mayor liquidez, solvencia y solidez del sistema financiero son un aval fuerte para las empresas.

Punto de vista

Pedro Arriola. Gerente ProCredit

‘La banca cumple un papel casi irreemplazable’

Las tasas de interés que se pagan en el mercado de valores no son tan diferentes a las del sistema financiero. El mercado bursátil es una buena opción, pero el problema que tenemos en el país son las características de las empresas. Tenemos empresas que son muy informales, con poca estructura, con poca transparencia hacia fuera, con poca estructura de gobernabilidad. Y eso son los obstáculos, porque hay varias cosas que tienen que cumplir como requisito para salir al mercado. Por nuestro lado, el mayor volumen del crédito va para capital de trabajo. Pero también hay una inversión donde el banco juega un papel importante y es la inversión fija. Por eso tratamos de facilitar las cosas para los pagos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)