Negocios

La empresa china CWE terminará la construcción del Toachi-Pilatón

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Negocios
20 de December de 2010 00:00

Hidrotoapi, empresa del Gobierno de Pichincha, adjudicó de manera directa a la compañía china CWE la construcción de la Central Hidroeléctrica Toachi-Pilatón, que estará ubicada al sur occidente de Quito.

Este contrato tendrá un costo de USD 240 millones, a lo cual se deben sumar USD 140 millones del costo del equipamiento electromecánico de la central, que proveerá la estatal rusa Inter Rao.La adjudicación a CWE se realizó en noviembre pasado sin un concurso previo, bajo el Régimen Especial de la Ley de Contratación Pública y su reglamento que posibilitan al Estado contratar de manera directa con empresas públicas extranjeras.

El gerente de Hidrotoapi, Byron Granda, explicó que se obvió la licitación por las dificultades que presentaba el Sistema de Contratación Pública.

Aseguró que este último establece un plazo de 45 días hábiles para presentar ofertas de construcción de obras como el Toachi- Pilatón, lo que a su criterio es un tiempo muy corto.

También argumentó que la Ley determina que el anticipo otorgado a la compañía sea devengado en el primer año, lo cual sería “imposible en una obra que demora cuatro años en construirse ”.

Finalmente, Granda señaló que bajo el Sistema de Contratación Pública no se pueden hacer correcciones a la oferta ganadora de la licitación en cuanto a precios unitarios o individuales de maquinaria y materiales utilizados.

Este año, sin embargo, el Gobierno ha licitado cinco centrales térmicas por aproximadamente USD 400 millones.

El consultor energético, Ricardo Buitrón, señaló que estas no son justificaciones para que el Régimen desista de realizar una licitación del Toachi-Pilatón.

Aseguró que si la Ley presenta problemas debe ser reformada y no violar los principios fundamentales de contratación como la competitividad, concurrencia, trato justo y transparencia.

Antes de la adjudicación a CWE, Hidrotoapi convocó en enero pasado a una licitación de las obras civiles del proyecto, bajo la Ley de Contratación Pública.

En el concurso solo participó la empresa italiana Impregilo. Sin embargo, en marzo su oferta fue desechada, porque no cumplía los requerimientos en cuanto a experiencia de la compañía.

Según Granda, el Sistema de Compras Públicas definía que la empresa debía tener experiencia en la construcción de hidroeléctricas similares al Toachi-Pilatón en los últimos 10 años. Impregilo, no obstante, había levantado una central equivalente 15 años atrás.

Luego de este intento, Hidrotoapi pidió a Inter Rao -empresa pública que instalará los equipos de la central, que hiciera una propuesta también para la construcción de las obras civiles.

Hacia junio de este año presentó una oferta por USD 290 millones, pero también fue desechada por sobrepasar el presupuesto referencial en USD 40 millones.

En el 2007, el Toachi-Pilatón fue adjudicado a la empresa brasileña Odebrecht, bajo la modalidad EPC o “llave en mano”, tipo de contrato en que la compañía ganadora realiza desde los estudios hasta la provisión de equipos y la construcción de obra civil.

Sin embargo, luego de la salida de la empresa por los problemas en la central San Francisco, el Gobierno decidió dividir la obra en dos contratos: la provisión de equipos y las obras civiles.

Así, el Gobierno firmó con Inter Rao un contrato para la provisión de equipos por USD 140 millones -también sin concurso- la última semana de octubre. Pero el acuerdo aún no se ejecuta ya que previamente se debe concretar un crédito por USD 123 millones, del Eximbank de Rusia.

CWE, en su propuesta, ofreció el financiamiento del Eximbank de China. Pero el Régimen no tomó la oferta sino que acudirá al Biess para que entregue un préstamo por USD 240 millones, aseguró el ministro de Electricidad, Miguel Calahorrano.

La cronología de los procesos contractuales para la construcción del Toachi-Pilatón

Dic. 2007 - enero 2009

El Régimen  firma un contrato con Odebrecht para la construcción de  la central por USD 366 millones. Pero sale  en el  2009   tras los problemas en San Francisco.

Octubre 2009

El prefecto de Pichincha, Gustavo Baroja, empieza a negociar con   Inter Rao para la provisión de  los equipos de la central.

Enero - marzo 2010

El Gobierno lanza una licitación para las obras civiles de la central. Se presenta solo  Impregilo con una oferta por USD 249 millones,  pero es rechazada por falta de experiencia.

Noviembre del 2010

El Gobierno adjudica a la empresa china CWE la construcción de la central por un costo de USD 240 millones. El Régimen busca del Biess  un préstamo por ese mismo  monto.

 

Descrición
Te sirvió esta noticia:
Si (0)
No (0)