6 de June de 2012 00:22

Los efectos del TLC de Colombia con EE.UU. se empiezan a sentir

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 0

La industria textil es uno de los primeros sectores económicos del Ecuador en sentir el impacto del Tratado de Libre Comercio (TLC) que firmó Colombia con EE.UU.

El pasado 15 de mayo entró en vigencia este acuerdo y Ecuador perdió mercado en Colombia. Hasta esa fecha, los textileros nacionales enviaban hilos y telas para que la industria colombiana los transforme y, a su vez, los reexporte al mercado estadounidense.

Este mecanismo se venía aplicando desde el 2004 con base en la Ley de Preferencias Arancelarias Andinas (Atpdea). Con la firma del TLC cambiaron las reglas para que los textiles colombianos ingresen al mercado estadounidense sin pagar aranceles.

[[OBJECT]]

Hay una cláusula de acumulación regional en el artículo 3.3 del capítulo de textiles y vestidos del TLC con EE.UU. que deja sin mercado a productos ecuatorianos en Colombia, dijo Javier Díaz, presidente de la Asociación de Industriales Textiles del Ecuador (AITE). “Para usar componentes de terceros países (como Ecuador. Ndlr), los congresos de EE.UU. y de Colombia, además de los sectores textiles de ambas naciones, deben dar su autorización”.

Según el gremio, entre USD 7 millones y USD 12,5 millones al año se dejarían de exportar a Colombia en hilos de coser y telas para bolsillos, gabardina, forros, denim (textil para jean), etc.

Ante esto, los textileros ecuatorianos aprovecharon la visita de una delegación de Proexport Colombia y del Instituto para la Exportación y la Moda, la semana pasada, para analizar este tema.

Los representantes colombianos llegaron al país para ofrecer a empresarios ecuatorianos una propuesta para instalar franquicias colombianas en el país.

Carolina Hoyos, coordinadora de acceso a negocios de Inexmoda, dijo que también se barajó la posibilidad de cooperar conjuntamente para llegar a “mercados interesantes” como el de EE.UU.

Sin embargo, se toparon con la preocupación del sector textil ecuatoriano. Una salida sería encontrar hilados o tejidos ecuatorianos que puedan cumplir, de alguna forma, las normas de origen que demanda el TLC. Sin embargo, de una revisión preliminar, no se ha encontrado nada. Lo que sí podríamos aprovechar son los acuerdos comerciales que Colombia tiene con otras economías como Canadá, México, Venezuela, entre otras, dijo Hoyos.

Industriales textiles como Carlos Ribadeneira, gerente de Textiservi, considera “interesante” que existan esas posibilidades, pero es necesario revisarlas para determinar las condiciones y los beneficios para la industria nacional.

A él también le preocupa el hecho de que con la instalación de franquicias que vendan ropa importada de Colombia pueda aumentar el déficit comercial del sector textil con ese país, el cual en estos momentos es amplio .

Una posibilidad que plantea Colombia es producir en el país marcas colombianas, aunque todavía es solo un planteamiento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)