7 de July de 2010 00:00

Ecuador se rezaga frente a la región

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Negocios

En enero, el entonces ministro de la Política Económica, Diego Borja, afirmaba que el país crecería al 6,8% en este año. ¿Cómo?

“Tenemos dos apuestas. La primera: se contempla una alta cifra de inversión y de financiamiento, para generar producción y empleo, porque la inversión pública dinamiza la economía privada. La segunda: una política agresiva de financiamiento a emprendimientos”, respondió al Semanario de economía LÍDERES.

Eso provocó críticas de varios analistas, que vieron que la meta era demasiado optimista. Walter Spurrier argumentaba que los gastos corrientes sobrepasarían a los ingresos corrientes, lo cual requeriría que se destinen los ingresos petroleros para cumplir con el rol del pagos del Estado. Eso dejaría menos recursos para invertir y afectaría la meta de crecimiento.

Seis meses después, el pronóstico de los analistas empezó a cumplirse. Ayer, el presidente Rafael Correa advirtió que el crecimiento estará por debajo del 6,8%, debido a la caída del sector petrolero privado. El Mandatario no dio cifras y se espera que el ministro de Finanzas, Patricio Rivera, señale su estimación en la cita que mantiene hoy con la prensa.

Para el analista Fabián Carrillo, el Gobierno se equivocó en la estimación y eso ya se lo sabía desde un inicio. “El problema de fondo es que el único actor económico es el sector público. Y ahí el Gobierno está cosechando su incapacidad de los últimos años”.

Carrillo sostiene que en lo metodológico, el Gobierno se equivocó al pensar que se ejecutaría el 90% de las inversiones previstas para el 2010, cuando no se tenía asegurado el financiamiento.

“Hay problemas de gestión en el área hidrocarburífera, aún no se firman los nuevos contratos con las petroleras privadas, no hay una estrategia comercial clara y hay una desconexión con el sector privado. A ese paso, estimo que creceremos entre 2 y 2,5%”.

El Régimen había previsto que este año destinaría en el Presupuesto más de USD 7 000 millones para inversiones. De esta meta, según la Senplades, apenas se ha ejecutado el 25%.

La presidenta del Colegio de Economistas de Pichincha, María Herrera, cree que el error del Gobierno fue la sobrestimación inicial. “Las inversiones no sobrepasan los USD 1 000 millones. Si no se cumple lo planificado es difícil llegar a las metas”.

Añade que los recursos se han destinado más a gasto corriente (pago del bono y financiamiento de la burocracia) y que la inversión privada no ha tenido protagonismo. “Si no hay inversión, no hay rentas ni empleo, y al no haber rentas ni empleo, no hay demanda. Es un círculo vicioso. En el mejor de los casos estaríamos hablando de un crecimiento de 1,5% ó 1,8% al final del año”.

En sus estimaciones para el país, organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) proyectan un crecimiento del 2,5% para este año. La Corporación Andina de Fomento (CAF) lo ha estimado entre el 3 y 4%.

En una entrevista radial, el analista Jaime Carrera hizo hincapié que mientras el crecimiento del país entre las décadas de los ochenta y noventa fue del 2% ahora se crece mucho menos.

Pese a ello, la ministra coordinadora de la Producción, Nathalie Cely, insiste en afirmar que el Ecuador logró amortiguar los efectos de la crisis internacional y que el 2010 se muestra como el “año de la recuperación económica”, aunque no dio sus metas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)