4 de June de 2011 00:03

La economía, al alcance de los niños

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1

En Ecuador existen varias iniciativas que buscan incentivar en los niños una cultura económica y financiera. Bancos y cooperativas tienen cuentas de ahorro para los más pequeños de la casa.

A escala nacional existen cuatro bancos y seis cooperativas que compiten en este segmento de mercado. Estas cuentas buscan concienciar a los pequeños sobre el ahorro, el valor del dinero, la utilidad de administrar adecuadamente su capital, dice Raúl Cisneros, gerente de Calidad de Servicio del Banco Pichincha.

Las instituciones financieras desarrollan proyectos para que los miembros de la familia se involucren en la cultura del ahorro, es decir, que los niños depositen y retiren su dinero como lo hacen sus padres, señala María Eugenia Mantilla, jefe de Relaciones Públicas del Banco Pacífico.

Dalila Huebla cuenta-ahorrista del Banco Pichincha, cuenta que su hija de nueve años recibe una mesada de USD 5 cada semana, que antes se gastaba en chicles, gomitas y chupetes.

“Siempre nos pedía que le compremos un carro de la Barbie, pero era muy costoso. Vimos una oportunidad para que empiece a valorar el dinero. Llegamos a un acuerdo para que ella ponga el 15% del costo y le dijimos que podía ahorrar de su mesada”.

Los padres abrieron una cuenta de ahorros para su hija y acuden juntos al banco para realizar el depósito. Ya lleva ahorrados USD 200, aunque con depósitos adicionales de los padres.

En otros casos el objetivo del ahorro es financiar la educación de los hijos. “Cada mes deposito en la cuenta de mi hijo de 7 años, USD 20 para que pueda usarlo cuando entre al colegio”, comenta María Castro, cliente de la Cooperativa Cotocollao.

Las instituciones financieras consultadas comentan que el objetivo de crear estos productos no es obtener mayores réditos económicos, sino mantener a los niños como clientes una vez que cumplan la mayoría de edad e inicien sus actividades económicas. “Esperamos crear fidelidad a la institución financiera de toda su vida”, señaló Camilo Torres, jefe de Negocios de la Cooperativa de Ahorro y Crédito de la Cámara de Comercio de Loja (Cadelco).

Al manejar sus pequeños ahorros con responsabilidad los niños serán hombres productivos y emprendedores, posibilitando un país con más desarrollo económico y humano, explica el psicólogo Byron López .

En la línea de incentivar el conocimiento sobre la economía entre los pequeños participan instituciones públicas y privadas como el Servicio de Rentas Internas (SRI), la Bolsa de Valores de Quito, la fundación Junior Achievement y la editorial Aglaia.

Mediante libros, proyectos y concursos explican a los niños partes esenciales de la economía como el dinero, ahorro, las compras, ventas, inversión, etc.

Para eso se capacita a los profesores de las instituciones educativas privadas, públicas, municipales y fiscomisionales en el país.

Los temas son desarrollados de acuerdo con la edad de los niños. Los pequeños que cursan el primer año de básica, por ejemplo, abordan temas relacionados con el dinero, las compras y las ventas.

A la edad de siete u ocho años los niños ya pueden realizar pequeñas transacciones como ir a la tienda. Mientras más edad tienen los niños, más complejos son los temas y actividades que pueden realizar. Los estudiantes que cursan el sexto año de básica abordan temas como la inversión, el mercado, entre otros.

Estos conocimientos tienen mejor resultado si los padres los refuerzan en casa con el ejemplo.

Cuentas de ahorros para niños en bancos y cooperativas a escala nacional

Existen cuatro bancos y seis cooperativas que tienen cuentas de ahorro para niños. Aunque los menores son los titulares de las cuentas se requiere de un representante o tutor.

Existen dos tipos de cuentas de ahorros: la tradicional y la programada. La primera permite retirar el dinero en cualquier momento, en la segunda se deposita cada mes y lo puede retirar en un plazo acordado.

Los bancos Pichincha, Pacífico y Bolivariano, así como la Mutualista Pichincha, ofrecen cuentas de ahorro para los pequeños. La tasa de interés depende de cada entidad.

El Banco Pichincha ofrece E-Kids, una cuenta de ahorros que permite retirar el dinero en 12 meses. Los aportes son fijos y de al menos USD 10, recursos que se debitan de la cuenta que posean los padres en la entidad.

En Mutualista Pichincha se puede abrir una cuenta con USD 50, bajo la modalidad tradicional o programa de 6 a 36 meses plazo. Usted fija el monto del depósito mensual y la fecha en que realizará el aporte.

Las cooperativas que ofrecen cuentas de ahorro son: Cooperativa de la Cámara de Comercio de Loja (Cadecol), 29 de Octubre, Juventud Ecuatoriana Progresista (JEP), Cotocollao, entre otras.

La cuenta de ahorros Junior de la Cooperativa Cadecol puede abrirla con un monto de USD 5 . La entidad paga un 3% de interés anual. Actualmente se registran 396 cuentas.

La Cooperativa 29 de Octubre le permite abrir la cuenta Angelitos con USD 5 . Si su saldo en la cuenta oscila entre USD 0 y USD 1 000 la entidad paga el 2% de tasa de interés anual. Mientras más crezcan sus ahorros más será el interés. La máxima tasa es de 4%, para cuentas que tengan un saldo de USD 5 000.

Los requisitos para la apertura de las cuentas son: cédula del menor, cédula y papeleta de votación del representante y copia actualizada de un servicio básico (agua, luz, teléfono). El Banco del Pacífico pide referencias personales.

Programas de instituciones públicas y privadas que educan a los niños en temas de economía

El Servicio de Rentas Internas, la Bolsa de Valores de Quito, la Editorial Aglaia y Junior Archievement manejan proyectos para crear una cultura económica y financiera en los niños.

El SRI lleva a cabo el Programa Cultura Tributario para la Educación Básica, el cual está dirigido a los alumnos de sexto y séptimo años de planteles fiscales, fiscomisionales, municipales y particulares.

En el programa del SRI se imparten conocimientos tributarios, económicos, financieros a los profesores de los planteles educativos, quienes luego aplican lo aprendido con los niños.

En este programa participan 8 920 escuelas a escala nacional con un total de 23 980 profesores, 367 051 alumnos de sexto año y 361 683 estudiantes de séptimo año, según información de la autoridad tributaria.

La Bolsa de Quito maneja varios proyectos y capacita a profesores en la capital. El objetivo es que los niños conozcan los conceptos y herramientas que se manejan en el mercado de valores y sus beneficios. Uno de estos proyectos se denomina Juego de la Bolsa.

Este juego es para niños de sexto y séptimo de básica de colegios particulares y fiscales de Quito. En un simulador de una Bolsa de Valores, los niños se convierten en inversionistas, y quien obtenga mayores ganancias gana el juego. Empresas como Coca Cola, Prolac, Adidas, apoyan en las transacciones.

La Editorial Aglaia lanzó el mes pasado el programa Aprender a Tener. Se trata de una colección de textos educativos dirigidos a niños de primero a décimo de básica, que enseñan conceptos económicos.

Los textos tratan temas como el dinero, bienes, servicios, demanda, inversiones, etc. Cada tema es planteado según la edad del niño.
Junior Archievement busca transmitir a los niños actitudes y valores de un emprendedor como la honestidad, la puntualidad o el respeto. A través de sus programas enseñan el valor del trabajo en equipo, la educación, la perseverancia, etc.

Ciertos consejos

Para enseñar economía a los niños, los padres deben analizar sus conocimientos sobre economía. Recuerde que cuanto más conozca mejor profesor será. Investigar y aprender es lo principal.

Siempre que dé un consejo a su niño, recuerde practicarlo usted también, no se contradiga porque los niños aprenden del ejemplo.

Empiece enseñándole conceptos básicos de economía. Cuando el niño ya comprende un concepto, pase a un tema más complejo. Primero enseñe el valor del dinero y luego a las compras y ventas.

Explique con ejemplos de la vida diaria los conceptos que le imparte a su niño. Por ayudar en las tareas de la casa puede dar un incentivo verbal o monetario.

Permita que el niño maneje el dinero en compras simples que no impliquen mucho dinero. Si comente algún error sea paciente y explique qué sucedió, los posibles problemas y soluciones. La única forma de aprender es a través de los errores.

Enseñe a su hijo a tener metas y cómo alcanzarlas si ahorra o invierte su dinero.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)