10 de June de 2011 00:01

El diálogo con la UE va a paso lento

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

‘Yo creo que hay una gran apertura (por la Unión Europea)... No quiero decir que todo está resuelto y que mañana vamos a cerrar la negociación, pero sí sentí un buen espíritu y eso me da la tranquilidad que allí es posible dialogar”.

Así resumió la ministra coordinadora de la Producción, Nathalie Cely, su visita a Bruselas, donde estuvo hace dos semanas aclarando dudas del bloque europeo sobre la posición ecuatoriana para reanudar la negociación de un acuerdo comercial.

Cely explicó que hay avances en los cuatro temas sensibles de la negociación: compras públicas, propiedad intelectual, servicios y acceso a mercados. Estos temas deberán resolverse para retomar el diálogo con la UE, que fue suspendido en julio del 2009.

En acceso a mercados habría apertura para dejar fuera de la negociación a ciertos productos, establecer cupos y lograr el ingreso de bienes ecuatorianos industrializados como el azúcar.

Mientras que en el tema de sectores estratégicos hay interés por la transferencia tecnológica, pero Ecuador debe aclarar al bloque en qué sectores estratégicos se permitirá participación europea.

“Consideramos positivo que haya avances y que la Ministra haya acudido directamente a la UE porque eso muestra el compromiso por avanzar en el proceso. Pero esto debe avanzar rápido porque ya nos están poniendo condicionantes para mantener el Sistema General de Preferencias (SGP)”, señaló Felipe Ribadeneira, presidente de Fedexport.

El empresario señaló que la Unión Europea decidió ampliar el SGP a los países beneficiarios hasta el 2014. Sin embargo, también estableció que si el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita supera el rango medio o bajo y pasa al alto se perderá inmediatamente esta preferencia arancelaria.

Según Cely, los países con un PIB per cápita entre USD 996 y 3 945 se ubican en el rango medio. Y Ecuador está en 3 690. Si sigue creciendo o se mantiene en este nivel por tres años, posteriores al 2014, los productos que ingresan a la UE sin aranceles (excepto el banano) serán gravados.

Esto ha extrañado al Gobierno porque se estaría desalentando el desarrollo de los países, objetivo al que está orientando el sistema general de preferencias.

De ahí que el Régimen preparará un documento técnico, que será elaborado por el Ministerio de la Producción y técnicos de la embajada en Bruselas, para que esos criterios sean revisados. Una comisión de Régimen y empresarios viajará para hacer ‘lobby’.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)