12 de August de 2010 00:00

El desempeño del Estado redujo el PIB

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Negocios

La reducción en la estimación de crecimiento de la economía, del 6,8 al 3,7% para este año, dada a conocer por el Banco Central, provoca incertidumbre en varios sectores.

“Siempre será mejor crecer, a no crecer. Sin embargo, para quienes hacemos negocios pensando en el largo plazo sí causa malestar que se disminuya esta cifra en casi la mitad. Hay que revisar nuestra proyección”, señala Patricio Suárez, un productor de camisetas.

El presidente del Directorio del Banco Central, Diego Borja, explicó que la cifra sale de un análisis con registros del nivel de ejecución de la inversión pública, del nivel de consumo doméstico de los hogares y del gasto de la administración pública.

Y dado que el secretario nacional de Planificación, René Ramírez, informó hace varias semanas que la ejecución de la inversión pública está en el orden del 28%, la estimación tuvo que bajar.

“Como todas las instituciones del mundo lo hacen, corregimos la previsión. Esperamos que la ejecución llegue al 80% en el segundo semestre, lo cual no es raro, porque es mayor en esta época”.

Sin embargo, para el analista económico, Jaime Carrera, es “absurdo” la manera de calcular la proyección realizada por el Central. “A principios de año, calcularon la cifra con un PIB nominal de USD 56 000. Para este cálculo no lo rebajan. Debía estar en el orden de los USD 54 000 millones. Es evidente que el crecimiento será mucho menor. Además, sin inversión privada, es difícil que el país llegue a ese 3,7%”.

En este escenario, y pese a que la economía sigue recuperándose poco a poco, hay actividades dentro de algunos sectores económicos que aún están deprimidos.

Ese es el caso de la maquila. Pese a que los índices de crecimiento de la industria manufacturera, en general, registran crecimientos, esta actividad ya no tiene la misma fuerza de años anteriores.

Mercedes Arias, de 46 años, que realiza actividades específicas para una empresa de textiles, cuenta que sus ingresos han disminuido estos meses. “El año pasado, como habían impuestos para importar ropa, se nos multiplicó el trabajo, porque habían pedidos. Pero hoy eso se ha recortado en un 20%, más o menos”.

Una situación similar la siente Viviana Naranjo, una pequeña empresaria que tiene su negocio de catering. “Nos han contratado menos. No solo es que hay mucha competencia ahora, sino que en realidad la gente parece realizar menos eventos. Un 10% de mis clientes habituales ya no contratan. Esperemos que eso cambie”.

Por un lado, sabiendo que el Estado ha sido un gran generador de obras de infraestructura, el sector constructor observa confundido la cifra estimada de crecimiento. Según Hermel Flores, de la Cámara de la Construcción de Quito, la cifra dada va en dirección contraria al informe de labores que dio el Presidente.

“Por otro lado, la economía crecerá menos y además, el Presidente aseguró un mayor impulso a la infraestructura. Sin embargo, algunos contratistas han visto un recorte en la inversión pública, que se ha traducido en pagos atrasados o incumplimientos. Por eso, primero habría que solucionar estos problemas”.

Y, finalmente, en este escenario, el comercio exterior se ve con mejores perspectivas de crecimiento. El Central asegura que las exportaciones aumentarán en USD 819 millones más de lo que se tenía previsto a inicios de año. Mientras que las importaciones aumentarán USD 1 156 millones más de lo estimado. Sin embargo, las ventas de banano, café y cacao están con alerta.

Comercio

4,1% La dinamización nuevamente del consumo mejora la actividad en el comercio al por mayor y menor. La previsión de crecimiento crece en casi un punto porcentual.

Manufactura

3,6% Con un aumento de la estimación, desde el 3% inicial, el Gobierno ve una mayor actividad del sector. La elaboración de tabaco es la única que perdería (2%).

Transporte

4,8% Al ser un sector que es anexo a las actividades comerciales, se prevé un aumento de su actividad de un 0,5% adicional a la estimación realizada a principios de año.

Servicios

6,8% El desarrollo de este sector es de los mayores en el último semestre. Por esa razón, las autoridades han mejorado su estimación para este año, en cerca de un punto.

Minas y canteras

-1,7% La producción petrolera sigue a la baja. A junio de este año ha caído un 0,3% respecto de lo registrado hace un año. La producción privada también se contrajo.

Electricidad

4,5% El crecimiento de esta actividad está sujeta a que la central de Mazar empiece a operar. En las previsiones originales no se cita el crecimiento en esta actividad.

Construcción

4,5% Aunque en las previsiones iniciales no se da un valor y se señala que tendrá altas tasas de crecimiento, el Gobierno estima un escenario más modesto para este año.

Agricultura

2,7% En 0,5 puntos subió la estimación de mejora para el conjunto de este sector. Sin embargo, para banano, café y cacao se prevé una contracción del 1,3% este año.

405,6 millones en créditos

Cuatro bancos públicos han colocado USD 405,6 millones de la reserva monetaria en el sector productivo, de los USD 495 millones que el Banco Central les asignó en los últimos ocho meses.

Para las personas que reciben el Bono de Desarrollo Humano, por ejemplo, se canalizaron USD 88 millones una cifra mayor a los 55 millones previstos, a través del Banco Nacional de Fomento.

Otros sectores beneficiados son vivienda, agricultura, pecuaria e industria, etc. El Central prevé entregar hasta 865 millones a través de estos bancos los siguientes meses. Al Banco del Pacífico, en cambio, se le entregó USD 50 millones, de los cuales ha colocado cerca de 20 millones en créditos hipotecarios. El cupo de este bancos es de USD 200 millones y se desembolsarán, según un calendario de hasta 18 meses.

Diego Borja, titular, desvirtuó que este tipo de inversión haya sido riesgosa. “Se recuperó 60 millones de capital y 4,6 millones de interes”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)