10 de March de 2012 00:04

Cuidados al comprar una casa ‘on line’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La búsqueda de vivienda o departamento requiere coordinar citas, que en ocasiones son pérdida de tiempo. Una herramienta para explorar la oferta inmobiliaria es consultar a través de la Internet.

En Ecuador hay más de 30 portales que ofertan este servicio. Allí se encuentra información, videos y fotografías de las propiedades.

Sin embargo, hay que tener precauciones. Según el corredor de bienes raíces, Jorge Delgado, la veracidad de los datos depende de la trayectoria de la firma que maneja el portal. Esta alerta es un primer paso para organizar las opciones viables y tomar una mejor decisión de compra.

En el 2011, Daniel Veintimilla se animó a comprar una casa. Debido a su trabajo en un estudio jurídico no disponía de tiempo para salir constantemente de la oficina a mirar las propiedades. Por ello, visitó el sitio www.plusvalia.com y buscó en las zonas de su interés.

De esta forma, este quiteño seleccionó los departamentos que le gustaban y coordinó las citas para conocerlos. En noviembre pasado concretó la compra y está satisfecho con la adquisición.

En el Ecuador, la modalidad de consulta por la Red va en aumento. Esto se ejemplifica en el Azuay, donde el 60% de las propiedades que se comercializan se conoce a través de la Web, indica el presidente de la Asociación de Bienes Raíces de esa provincia.

El método es buscar por esta vía y visitar la propiedad ofertada para tomar una decisión. También existen casos de adquisición en otros países, pero es recomendable que el interesado tenga un conocido que revise el estado del edificio, las tuberías, el barrio…

Pero aún si no dispone de alguien, hay una opción viable mediante la cual el comprador tramita un poder a la inmobiliaria, explica el corredor Javier Sánchez. No obstante, reitera que debe ser una empresa de confianza y trayectoria en el mercado.

Según él, comprar una vivienda no es como adquirir un electrodoméstico que se puede cambiar si tiene problemas. Debe tomarse su tiempo para elegir bien.

La organización de la información   es el eje más importante para una compra acertada

En la búsqueda   por Internet es preferible escoger corredoras de bienes raíces asociados a la Asociación de Bienes Raíces de la provincia donde vive. Eso garantiza que el costo de los predios esté regulado.

Al encontrar  una propiedad de su agrado, guarde el ‘link’. Anote los metros cuadrados, ubicación, servicios y  costo  de cada predio. Así tendrá  información clave para decidir.

El comprador   debe determinar la zona en la que desea vivir, para delimitar la búsqueda. No se encasille en una calle específica, sino   seleccione tres barrios o sectores para ampliar sus posibilidades.

Al seleccionar   las propiedades de su gusto puede hacer las citas vía telefónica o por mail. Por correo electrónico puede preguntar las características de la propiedad con más calma.

Si va a comprar   mediante un préstamo, calcule la cuota del crédito hipotecario. Procure que la mensualidad no exceda el 40% de sus ingresos, para que el pago no sea una carga y no se retrase en las cuotas.

La oferta de viviendas tiene departamentos, dúplex, casas... Evalúe hasta cuántos miembros crecerá su familia para adquirir una vivienda acorde a sus necesidades.    

Compare   opciones y priorice sus necesidades. Diferencie  si lo que más le importa es la ubicación, el espacio o los servicios. Así podrá organizar las opciones que tiene y decidirse por la más conveniente.

El presupuesto   que usted tiene para comprar su vivienda  es clave para revisar las páginas y tomar una decisión realista. En la adquisición del  inmueble  evite sobre endeudarse.

Sobre la adquisición  y los consejos legales al adquirir una propiedad

Si escoge un proyecto  en planos no se limite a revisar en la Web. Visite la oficina que comercializa las viviendas y entérese qué ofrece. También en cuánto tiempo entregan la obra con acabados.

En caso de que sea  una vivienda usada verifique , personalmente, que las paredes no tengan humedades, grietas o se hayan desplomado. Esta información no aparece en Internet.

Identifique   qué  tipo de madera se usó en la construcción. Si la vivienda es usada mire qué tan desgastado está ese material. En las fotos de la Web no se evidencian esos detalles. Tómese su tiempo y evalúe.

Es clave   que la ubicación de la vivienda esté fuera del área de líneas de alta tensión, ductos subterráneos, depósitos de combustibles, áreas inundables u otro factor que sea un riesgo.

Las cuentas de   agua, luz y teléfono deben ser verificadas por el comprador antes de mudarse a la casa. Solo así sabrá que no hay multas ni pagos atrasados que deberá asumir el nuevo propietario.  

Al adquirir el inmueble, el contrato debe firmarse por duplicado; el propietario conserva un original y el comprador el otro. Esto es para fines legales en el Registro de la Propiedad.

Asegúrese    que en el contrato de compraventa queden establecidas las condiciones de pago y las características de la vivienda convenidas con el  propietario. Mencione, por ejemplo, si tiene patio.  

Un consejo clave  es que cualquier pago que realice para apartar la casa, deba formar parte del precio total de la vivienda. Esto debe registrarse en la escritura.

Tome en cuenta

La compra en Internet   no implica que aumenten los costos de la propiedad. Mediante la web, el cliente conoce el predio, pero el proceso de compra es presencial. Para confirmar si el precio coincide con el valor real puede averiguar en el Registro de la Propiedad si el metro cuadrado en esa zona es el mismo.  

   
La búsqueda    en Internet no es un costo adicional para el cliente. El corredor de bienes raíces  cobra entre un 3 y 4% del valor de la propiedad al dueño, no al comprador. Lo que sí cancela el comprador es el Impuesto a la Alcabala que representa el 1% del valor del predio que se paga cuando le pertenece la vivienda.  

Si   usted decide   comprar la propiedad debe firmar la promesa de compraventa y depositar hasta el 30% del valor de la misma. Esto es para asegurara la negociación, entre las partes.

Después  de firmar la escritura definitiva se paga el 70% del valor restante. En caso de incumplir esa promesa debe pagar una multa que equivale hasta el 10% del costo de ese inmueble.   

En  caso      de que alguien desee adquirir una propiedad desde otro país y no cuente con alguna persona de confianza debe recurrir a una agencia corredora de bienes con trayectoria. Ya que le debe endosar un poder y transferir el dinero para la compra. Mediante notaría se realiza el traspaso de propiedad.

   
Para navegar    por los portales de bienes raíces las personas requieren tener acceso a un correo electrónico. Para realizar el trámite ante el notario, las partes, tanto comprador como vendedor, deben ser mayores de edad y tener   cédula de identidad y papeleta de votación.  

Los consejos para hacer una buena compra

Los videos   o fotos que aparecen en las páginas Web no siempre coinciden con la propiedad real. Por ello, debe preguntar los detalles como el color de las paredes o el tipo de piso antes de pactar la cita.

Las inmobiliarias   deben pertenecer a un gremio, que respalde su trayectoria en el mercado. Solo así tendrá certeza de que el trámite se realizará por la vía legal y no tendrá inconvenientes en el futuro.

No se confíe    de la información que recibe. Asegúrese que las instalaciones eléctricas y de agua potable estén en buen estado. Si la propiedad  tiene más de 10 años verifique la presión de agua y las conexiones.

En ocasiones,  los propietarios anuncian sus predios a través de afiches en las ventanas. En este caso debe llamar, pactar una cita con el vendedor y  verificar que la propiedad se encuentra libre de gravámenes.

La compra   de un predio requiere mantenimiento y pagos de impuestos anuales. Cerciórese en la zona en la que está ubicada y cuánto paga de impuesto antes de adquirir la propiedad. Si es muy alto el valor, considere otro punto de la ciudad, para evitar futuros atrasos.

Es clave   averiguar los planes urbanísticos de la zona a futuro. Así sabrá si se desarrollarán más viviendas u otros proyectos. Por ejemplo, si es un sector  de discotecas no es un lugar con atractivo para la vida familiar.

Camine   por los alrededores de la vivienda. Conozca la oferta de locales comerciales que hay cerca. Identifique las avenidas cercanas, para ver si hay ruido. Los vecinos pueden indicarle si existen robos recurrentes en la zona y si es viable instalar un sistema de seguridad.

Al momento   de ver la casa evite emocionarse.  En ocasiones es posible lograr un descuento. Hable  con su vendedor, sea sincero sobre cuánto dinero dispone y trate de no endeudarse más de lo que esperaba.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)