En Cuenca, los perjudicados de Coopera reclaman por sus dineros

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Redacción Cuenca

Los exsocio de la Cooperativa de Ahorro y Crédito Coopera siguen en su lucha por recuperar sus ahorros en la capital azuaya. Desde el mediodía de este martes 6 de mayo del 2014, unos 20 perjudicados que tenían montos superiores a USD 62 500 se mantienen al interior del edificio de la Gobernación de Azuay, ubicado en el Centro Histórico.

Ellos exigen al Gobierno y a las autoridades de la Superintendencia de Economía Popular y Solidaria (SEPS) que les devuelvan sus ahorros. Esta entidad financiera cerró sus puertas el 12 de junio del 2013 por problemas financieros y movimientos inusuales. Hay dos procesos judiciales abiertos contra el ex Gerente y otros empleados de la institución por supuesto peculado y lavado de activos.

Coopera tenía 131 000 clientes. Hasta el momento la Superintendencia ha cumplido con tres fases de devoluciones, que según sus autoridades representan más del 99% de los perjudicados. La primera fase incluyó a los socios que tenían entre USD 1 y 10 000 y la segunda entre 10 001 y 30 000. A ellos se les devolvió la totalidad de sus ahorros.

La tercera se cumplió entre el 11 de febrero y el 1 de abril, para los clientes que tenían entre 30 001 y 62 500, pero solo recibieron el 75% de sus ahorros. Pero según Gustavo Quito, abogado de los perjudicados, aún está pendiente la devolución de USD 28 millones de los 229 ahorristas que tenían montos superiores a los USD 62 500.

Él precisó que la máxima autoridad de la SEPS se comprometió a fijar fecha para la última fase de devolución, pero no se ha cumplido. En la glorieta del parque Calderón ubicaron pancartas grandes donde informan los ilícitos registrados al interior de Coopera.

Unos perjudicados desde el balcón de la Gobernación y otros desde la parte baja gritan consignas de reclamo. “No más mentiras, queremos soluciones. Somos personas de la tercera edad que estamos muriendo porque no tenemos dinero ni para comer”, gritaba un exsocio, de 70 años.

El gobernador de Azuay, Humberto Cordero, pidió que se retiren y abandonen el edificio, pero los perjudicados insisten en que no lo harán hasta que determinen la nueva fase de devolución. De momentos los ánimos se caldeaban porque los exsocios ubicados en la parte baja intentaban pasar, a través de cabos, fundas de comidas para las personas que están al interior. Tres policías impidieron que eso se realice.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)