14 de May de 2012 11:20

Crisis política se agudiza en Grecia y amenaza su permanencia en la Eurozona

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La convocatoria de nuevas elecciones legislativas se perfilaba hoy como la opción más probable en Grecia, tras una semana de infructuosas negociaciones políticas que aumentaron el nerviosismo de los mercados y amenazaban la permanencia del país en la Eurozona.

Tras un fin de semana de reuniones con dirigentes de los partidos que obtuvieron representación parlamentaria en los comicios del pasado 6 de mayo, el presidente de la República, Carolos Papulias, procuraba el lunes lograr “un consenso nacional” para formar gobierno y evitar nuevas elecciones legislativas.

En Bruselas, la crisis en Grecia, junto a la situación en España, figuraba nuevamente en la agenda de la reunión de los ministros de Finanzas del Eurogrupo de este lunes.

Pero el tabú de una salida de Grecia de la zona euro parece haberse roto en Europa, donde se endurece el mensaje para que Atenas aplique la austeridad pese al descontento de la calle y el caos político.

“Queremos que Grecia permanezca en el euro”, aseguró la portavoz de la Comisión Europea, Pia Ahrenkilde, antes de la reunión, pero recordó la advertencia del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso: “si un miembro del club no respeta las reglas, lo mejor es que se vaya del club”.

Si Grecia no cumple las condiciones del plan de rescate internacional, los líderes de la Eurozona parecen estar preparados para dejarle salir del euro, aunque esta decisión pueda desestabilizar todo el proyecto de moneda única.

El ministro alemán de Finanzas, el conservador Wolfgang Schauble, declaró el viernes en una entrevista a la prensa regional que “ Europa no cae tan fácilmente”, y no se puede “obligar a nadie” a conservar la moneda única.

Las elecciones legislativas griegas estuvieron marcadas por un rechazo a las medidas de austeridad y no dieron mayoría absoluta a ningún partido. Si no se encuentra un acuerdo antes del jueves, deberán convocarse nuevos comicios en un mes.

Para Alemania, primera economía de la zona euro y partidaria de la política de austeridad, los partidos griegos tienen que “unir sus fuerzas para constituir una mayoría” duradera que logre proseguir con esta política.

Papulias tiene agendada una nueva reunión con Antonis Samaras, dirigente de Nueva Democracia (derecha), que encabezó los comicios, Evangelos Venizelos (socialista, Pasok), que llegó tercero, y Fotis Kuvelis, jefe del pequeño partido Izquierda Democrática (Dimar), que llegó en último lugar con el 6,1% de los votos.

Estos tres dirigentes, cuyos partidos representan juntos la mayoría de los escaños en el Parlamento griego, es decir 168 de 300, están “en principio” de acuerdo para formar un gobierno “ecuménico”, pero Kuvelis pone como condición sine qua non la participación de la izquierda radical Syriza, segunda fuerza más votada, que sin embargo se opone a esta coalición.

Esta situación significa que por ahora ningún gobierno de unidad es numéricamente posible, anticipó el lunes por la mañana Kuvelis, en la televisión privada Antenna, dando por hecho el rechazo de Syriza a unirse a la coalición.

“Un gobierno sin Syriza no tendrá el apoyo necesario del pueblo”, subraya Kuvelis, antiguo dirigente de Syriza que abandonó el partido en 2010 para crear Dimar, una formación más proeuropea.

Este político se encuentra en una postura de intermediario entre los socialistas, más favorables a la austeridad, y Syriza, que se niega al memorándum de acuerdo con Europa.

Syriza reclamó la publicación de las entrevistas entre el jefe de Estado y los jefes de partido del domingo para que el “pueblo griego esté informado de las intenciones y las propuestas de los partidos”.

Aunque no pide una salida del euro, Syriza quiere romper con el plan de saneamiento de la economía griega elaborado por la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) a cambio del plan de rescate. Reclama el cese del pago de una parte de la deuda, la anulación de algunas medidas ya tomadas y más medidas de crecimiento.

Tras una semana difícil, las Bolsas europeas cerraron con fuertes bajas la sesión de este lunes. Madrid perdió 2,66%, Milán 2,74%, Londres 1,97%, Fráncfort 1,94%, París 2,29% y Atenas 4,56%.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)