Cordero se fue sin resolver cuatro temas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Mónica Orozco y Santiago Ayala.  Redactores

Luego de 10 meses de gestión y en una sorpresiva rueda de prensa, Fernando Cordero anunció ayer su renuncia "sin piola" a la Presidencia del Directorio del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

[[OBJECT]]

Luciendo una corbata de color de Alianza País, señaló que renunciaba por "motivos personales y no políticos", negando que su salida se deba a los resultados electorales en Cuenca, de donde es oriundo.

Ramiro González, actual ministro de Industrias y líder del partido Avanza, había señalado a Cordero como el responsable de la falta de alianza entre su partido y el movimiento de Gobierno para las elecciones seccionales en esa ciudad, lo que fue negado por Cordero.

Hasta el cierre de esta edición, el Ejecutivo aún no definía el reemplazo de Cordero, quien deberá afrontar cuatro temas pendientes en esta entidad que hoy cubre a 8,3 millones de ecuatorianos, más de la mitad de la población del país.

El primero es el futuro de la resolución 464 sobre la afiliación de profesionales independientes, que afronta pedidos de derogatoria de gremios de trabajadores y empresarios.

La polémica se generó porque la norma fija el régimen de afiliación obligatoria para personas sin relación de dependencia. Inicialmente el propio director de Aseguramiento del IESS, Raúl López, dijo que la afiliación de este grupo era "obligatoria".

El funcionario incluso habló de multas y sanciones para quienes no cumplan.

Siete días después, Cordero desmintió al funcionario y dijo que la afiliación no era obligatoria, sino voluntaria .

El hasta ayer titular del Consejo Directivo del IESS descartó que su salida se deba a las críticas que recibió la norma. Más bien la defendió.

"Todo se debió a malas interpretaciones de gente de la partidocracia", dijo y consideró que no debe ser derogada.

Resaltó que es una decisión socialmente justa y que "la afiliación voluntaria se debe dar tal como está, muy clara en la resolución"; es decir, aportar el 20,6% sobre los ingresos reales (que se refiere a la remuneración).

Pero las voces que cuestionan la norma continúan. Las federaciones de cámaras empresariales resolvieron el lunes pasado pedir a su vocal en el IESS, Felipe Pezo, que plantee la derogatoria de la norma ante el Consejo Directivo.

El Parlamento Laboral (que integra a organizaciones sindicales y de trabajadores), en tanto, tiene previsto pedir hoy a la Superintendencia de Bancos, ente que regula al IESS, la destitución de los otros dos vocales que integran el Consejo del IESS, por supuestas infracciones a la Ley de Seguridad Social. Ellos son Pezo, representante de los empresarios y Paulina Guerrero, vocal de los afiliados.

[[OBJECT]]

Carlos Marx, actual ministro de Relaciones Laborales, dijo ayer en una entrevista en Ecuavisa que aunque está de acuerdo con el principio de universalización de la Seguridad Social que establece la Constitución, le parece "oneroso el aporte del 20,6%".

Señaló que debería establecerse una tabla de aportes en función de la remuneración con un tope, pero reconoció que "tendría que reformarse la Ley de Seguridad Social".

El segundo tema pendiente es el déficit actuarial, un estudio que proyecta si el IESS tendrá dinero a futuro para cubrir los pagos de pensiones, etc.

El último estudio disponible fue contratado por el IESS a la empresa Actuaria.

El informe, con corte al 2010 y publicado el año pasado, señala que en el 2050 al IESS le faltarán USD 5 142 millones para el pago de pensiones y, en el 2020, unos USD 2 613 millones para pagar la atención de salud.

Cordero cuestionó el informe porque, según él, no considera el rendimiento de las inversiones del IESS. "Me he quedado corto al decir que en el IESS tenemos USD 12 000 millones. Según expertos, tenemos USD 18 000 millones. Eso genera un rendimiento de USD 550 millones por año". Por ello, anunció que hasta junio próximo se presentará un nuevo estudio actuarial para aclarar este tema.

La elaboración de una nueva Ley de Seguridad Social es otro tema pendiente que, según Cordero, este año tenía previsto enviar a la Asamblea.

Por último, el presidente del IESS, que preside el Biess, debe terminar de asumir el proceso de entrega de hipotecarios, que había delegado a TATA, que registró retrasos en su entrega. El Biess ha ampliado tres veces el plazo para terminar el proceso.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)