20 de June de 2012 00:03

Sin convenio con Colombia los pasajes están a la baja

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Las autoridades aeronáuticas colombianas y ecuatorianas anunciaron a inicios de año la firma de un acuerdo para rebajar las tarifas aéreas entre ambos países. El convenio, entre otras cosas, contemplaba cambiar la denominación de los vuelos internacionales a nacionales para reducir los costos, pero luego de seis meses no se cumplió lo pactado.

Carlos Jácome, presidente del Consejo Nacional de Aviación Civil, anunció el 19 de enero pasado que el acuerdo implicaría un ahorro de USD 100 en los pasajes. El viernes pasado, a través de un correo electrónico, señaló que la cifra solo alcanzaría USD 60, es decir, “tan solo un 6% (de un pasaje aéreo que cueste USD 1 000) en las rutas aéreas entre Ecuador - Colombia. No se evidenciaría una final reducción de las tarifas al usuario”.

El funcionario recordó que el objetivo del memorándum de entendimiento era facilitar el transporte de pasajeros entre los dos países, incrementar el turismo y reducir las tarifas aéreas de manera “radical”.

En este sentido, dice, aunque no hayan bajado las tasas aeroportuarias, los pasajeros sí se beneficiarán de menores precios en los pasajes, lo cual permitirá cumplir con los objetivos planteados. El acuerdo facilitó que la estatal Tame tramitara su ingreso al mercado colombiano, lo cual derivó en una reducción en los precios de los boletos desde inicios de abril pasado.

Según agencias de viajes consultadas, hasta hace un par de meses un pasaje Quito - Bogotá oscilaba entre USD 500 y 800, según la fecha en la que el usuario adquiera su boleto.

Tame empezó a ofrecer tarifas entre USD 398 y 708 luego de que consiguiera los permisos para operar con un vuelo diario a Bogotá desde el 9 de julio próximo. Además, a través del convenio prevé volar a Caracas haciendo escala en Bogotá. Y su estrategia es entrar con precios más bajos en este mercado.

Ese efecto era previsible, dijo Marco Subía, presidente de la Asociación de Representantes de Líneas Aéreas del Ecuador (Arlae), refiriéndose a que el ingreso de Tame a Colombia obligaría a bajar los precios de los boletos, por cuestión de oferta y demanda. Al existir más aerolíneas en el mercado, la competencia beneficia al usuario.

Aunque se observa una tendencia a la baja en los precios de los pasajes, los viajeros no ocultaron su malestar. Ellos calculaban una caída mayor si se concretaba la reducción de tasas.

Diana Bolaños, comunicadora social, es colombiana, pero vive en Ecuador desde hace 10 años. Ella viaja una vez al año a Bogotá vía terrestre a visitar a su familia. Cuando conoció que las tasas bajarían dijo que podría ir en avión por lo menos dos veces al año. En bus el pasaje le cuesta unos USD 130 ida y vuelta, mientras que en avión el promedio se ubicaría en USD 450 por el mismo trayecto.

Cuando fracasó el acuerdo para bajar las tasas, Bolaños pensó que nuevamente viajaría en bus. Sin embargo, sus planes iniciales no cambiarán porque ha visto que los precios han bajado y están dentro de su presupuesto. Mantiene su plan de viajar dos veces por año. “Lo importante es que gane el usuario con precios bajos y que se mantengan así”.

La reducción de precios habría sido mayor si se concretaban la reducción de tasas, algo que no sucedió porque las autoridades de ambos países no consideraron los compromisos que habían asumido con los concesionarios de los aeropuertos.

La mayoría de pasajeros de Colombia y Ecuador salen por aeropuertos que están concesionados a empresas privadas, las cuales tienen contratos firmados donde se garantiza el cobro de la tasa aeroportuaria.

Si alguna autoridad decide bajar las tasas debe compensar a la empresa concesionaria, ya que esa decisión le significaría una reducción de ingresos.

Santiago Castro Gómez, director de la Aeronáutica Civil de Colombia, señaló a la revista Dinero que los vuelos entre los dos países ya no serán intranacionales, ya que no se llegó a un acuerdo sobre costos ni de operación, un aspecto que no contemplaron los presidentes de Colombia, Juan M. Santos y de Ecuador, Rafael Correa, cuando anunciaron el acuerdo en diciembre.


Puntos de vista

Carolina Guerrero
Estudiante de Ciencias Políticas

‘Es mejor pagar un boleto y no  los  impuestos’

Llegué a Ecuador el lunes pasado, tomé mi vuelo desde Medellín (Colombia)  para asistir a un congreso de política que se realizó en la Flacso, en esta semana. Como la universidad en la que estudio me costeó el pasaje,  solo tuve que pagar los impuestos. Fueron  280 000 pesos (unos USD 155). Es muy caro, porque algunos compañeros que compraron su pasaje pagaron 450 000 pesos  (unos USD 264). Me habría salido mejor pagar un pasaje aéreo.     

Galo Paladines
Gerente de la agencia Sol Caribe 

‘La medida debió ser estudiada previamente’

 Cuando se anunció la reducción de tasas aeroportuarias se lo veía como una gran medida y eso  ayudaría a que se fomente el turismo de las dos vías. En este sentido impacta el tema económico. Pero como no es  una cifra tan grande no creo que afecte el turismo, la gente venía acostumbrada a realizar los pagos de esa manera. Pero según los cálculos sería una reducción  entre el  10 y 15%. Los gobiernos debieron estudiar la medida antes de decirla.  

Elizabeth Lobo
Viajera frecuente colombiana

‘Los usuarios deben ganar con las medias’

Mis hijos  viven  en Ecuador pero uno de ellos  se casará en Colombia y al saber que las tarifas bajarían  planificamos la celebración en Bogotá. Mis esperanzas estaban en las tarifas que anunciaron los gobiernos.  Pero si se dice que los precios sí se mantendrán bajos es una buena noticia. Aunque los anuncios se deberían hacer cuando ya las cosas estén listas y no antes. Yo esperé en abril una reducción de tasas y no pasó. Yo pensé que  la aplazaron.

 Datos del mercado

Actualmente las aerolíneas ecuatorianas que ofrecen vuelos a Colombia son LAN, AeroGal y Tame.

La  aerolínea LAN ofreció  hace dos semanas  boletos  promocionales a  Colombia desde USD 219 por temporada baja.Son  boletos que los usuarios pueden ocupar desde septiembre.
 

Tame cuenta con  cuatro aviones tipo Airbus A319 con capacidad para 145 pasajeros que se cubrirán   Quito - Bogotá.
 
Los precios de los  pasajes de Tame  fluctúan entre USD 398 y  708, según el tiempo de anticipación con que el usuario adquiera los boletos.

Tame también opera  una ruta que une Ecuador con Colombia es: Esmeraldas - Cali. Esta ruta opera tres veces por semana.  

La aerolínea Viva Colombia,   que ingresó a operar en el interior de Colombia  el mes anterior,  provocó que las tarifas se reduzcan y se espera que incluso vuele a los países vecinos.  

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)