24 de January de 2011 00:00

Contratos por 222,7 millones, adjudicados a Isolux y AGE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec) adjudicó el lunes pasado la instalación y puesta en marcha de dos plantas termoeléctricas. La potencia de estas centrales es de 173 megavatios (MW).

Aunque esta potencia representa menos del 0,4% de la capacidad instalada en el país, es parte de lo que se necesita anualmente para superar el próximo estiaje (falta de lluvias) sin apagones.

Esta infraestructura debía instalarse para el estiaje que actualmente vive el país. Sin embargo, hubo un retraso en el proceso por el incumplimiento de TSK, compañía a la que inicialmente se adjudicó la obra.

De nueve empresas que presentaron sus ofertas en diciembre pasado, la Celec seleccionó las propuestas de Isolux y de la firma Acuerdo de Asociación de Generación Ecuador (AGE).

La primera empresa instalará 136 MW en el sector de Jaramijó, Manabí, por USD 162,9 millones y en un plazo de 315 días (10 meses). Mientras que AGE instalará 40 MW en el sector de Jivino, Orellana, por USD 59,8 millones y un plazo de 267 días (9 meses).

Inicialmente, el proceso contemplaba la instalación de otra planta termoeléctrica en Santa Elena. Pero la Celec decidió declarar desierto el concurso porque se sobrepasaba la potencia máxima que permitían los pliegos de la licitación, informaron fuentes del Gobierno.

Aunque el proceso se llevó a cabo el lunes de la semana pasada, el acta de adjudicación no constaba en el portal de Compras Públicas hasta el fin de semana.

En los pliegos del concurso se presupuestó un costo por megavatio instalado de USD 1,18 millones. En la adjudicación se incrementó en USD 105 000.

La instalación de las dos nuevas centrales se financia con un crédito del IESS (60%) con fondos del Ministerio de Finanzas (40%).

Las empresas adjudicadas, además de instalar las plantas y entregarlas en funcionamiento, deberán realizar las obras civiles y supervisar su operación durante tres meses. También deberán entregar unas garantías económicas y técnicas que respalden el anticipo del contrato y los equipos.

La fiscalización de la obra estará a cargo de la Celec.

El ministro de Electricidad Miguel Calahorrano informó que en esta semana se harán pruebas a los equipos instalados por Equitatis en Quevedo y Santa Elena, cuya potencia es de 190 MW.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)