23 de December de 2010 00:00

El contrabando aumenta a fin de año y los operativos también

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Sierra Norte

Los intentos para introducir en el mercado nacional productos ilegales procedentes de los países vecinos aumentó en noviembre y diciembre, aunque todavía no hay cifras oficiales de las capturas de este año.

Ramiro Urresta, gerente de la Corporación Aduanera Ecuatoriana (CAE), distrito Tulcán, en Carchi, afirmó que el fenómeno del contrabando se relaciona con la creciente demanda de mercaderías a propósito de las fiestas de Navidad y fin de año.Urresta señaló que en los últimos meses del año los contrabandistas intentan introducir ilegalmente licores, zapatos, ropa, juguetes, caramelos y explosivos. Reconoce que el control es complicado por la amplitud de la frontera con Colombia. “Solamente en el Carchi hay 30 vías por donde se intenta evadir el control aduanero. Todos están ubicados en siete de las nueve parroquias de Tulcán”.

Estos pasos ilegales están en los sectores de: El Capulí, Peñas Blancas, Chical, La Unión, El Partidero, San Juan, Puente Palo, Arenal, Aguas Hediondas, Tufiño, Veinte de Marzo, El Charco, Angasmayo, Cuatro Esquinas, Puente Nuevo, Calle Larga, La Estrellita, Casa Pintada, Cartagena, El Carmelo y Santa Bárbara.

Los contrabandistas utilizan los ríos para introducir los productos. “Cuando cruzan por un río, envuelven la mercadería en plástico y la aseguran con cinta de embalaje”, dijo un guardia.

Cuando se confiscan productos como licores y juegos pirotécnicos, se los destruye, porque pueden ser peligrosos. El resto de mercadería ilegal, como ropa y electrodomésticos, es rematado.

En Carchi se han realizado numerosas capturas. Solo entre el 16 y el 21 de noviembre, en las localidades fronterizas de La Pintada y Rumichaca, el Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA) confiscó 576 botellas de whisky, seis televisores LCD, 400 revistas de manualidades y pinceles, 190 sacos de melaza, entre otros.

El total de ese contrabando, según John Andrade, jefe (e) del SVA, se calculó en USD 25 000.

Otro caso fue el ocurrido el pasado 8 de diciembre cuando se capturó una camioneta que transportaba 28 cajas que contenían 375 botellas de whisky escocés, valoradas en USD 17 500. Una patrulla del Grupo Operativo Móvil (GOM) del SVA realizó un seguimiento del vehículo sin placas. Finalmente lo interceptó en el sector de Yahuarcocha, Imbabura. Ahí se comprobó que los dos ocupantes del vehículo no poseían documentos que respaldaren la procedencia del licor, por lo que fueron detenidos.

Asimismo, el 5 de diciembre se capturó un camión en Ibarra que llevaba zapatos, armadores, ropa, bisutería y también juegos pirotécnicos. Tras el forcejeo con los presuntos propietarios de la mercadería se logró confiscar únicamente los explosivos, por los riesgos que representan.

En ese mismo sentido, ayer el SVA decomisó 5 000 pares de zapatos deportivos, que eran almacenados en la bodega 14C del Parque California 1, en Guayaquil. Según las autoridades, este producto fue llevado hacia el Perú desde China e ingresado a Ecuador ilegalmente -dado el adhesivo de la marca- evadiendo el pago de los aranceles y perjudicando así el comercio formal.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)