9 de August de 2012 00:03

Condiciones chinas, al descubierto

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1

Tres años después de la firma del primer préstamo que contrajo Ecuador con China, bajo la fórmula de venta anticipada de petróleo, las condiciones que aceptó el país se siguen revelando.

En el documento firmado en ese entonces, y que trascendió en estos días, Petroecuador entregó un poder especial a Petrochina para que pudiera recaudar con los socios internacionales, a su nombre, cualquier saldo que la petrolera estatal ecuatoriana no alcanzara a pagar a China.

Es decir, en el caso eventual de que el país no cumpliera con los pagos por la venta anticipada en el 2009, 2010 y 2011 se haría efectivo dicho poder.

El documento se incluye como Anexo 10 al contrato de venta anticipada de crudo del año pasado y está suscrito por el subgerente de Comercio Internacional de Petroecuador, Nilsen Arias.

El documento señala que “para facilitar la pronta devolución por parte de Petroecuador a Petrochina del saldo insoluto del monto insatisfecho, los pagos por clientes internacionales de Petroecuador deberán irrevocable e incondicionalmente ser efectuados a Petrochina, en la cuenta bancaria seleccionada para ese objetivo por Petrochina”.

Además, el anexo tiene un carácter vinculante, ya que señala que “en caso de escisión, fusión, reorganización o modificación de cualquier forma de Petroecuador, por cualquier motivo, se considerará como si cada uno de los sucesores de Petroecuador hubiese otorgado esta carta de autorización a Petrochina”.

La primera venta anticipada de crudo se contrató en el 2009, cuando Ecuador se comprometió a entregar a los chinos 69,12 millones de barriles de crudo, durante dos años. Por esa transferencia, las cuentas nacionales sumaron USD 1 000 millones. El gigante asiático entregó ese dinero, además, a una tasa de interés de 7,25%, o sea USD 72,5 millones.

La segunda venta anticipada se dio en el 2010, bajo condiciones no muy claras. Pero, pese al hermetismo del Ministerio de Finanzas se conoció que el Ecuador comprometió 36 000 barriles diarios de petróleo, por los próximos cuatros años.

Incluso en esta venta, los chinos ataron el desembolso a que el dinero se invirtiera en proyectos de infraestructura y energía donde participen empresas de ese país.

Finalmente, a mediados del 2011, se vendió otra vez anticipadamente, por los dos siguientes años, 96 000 barriles diarios, a una tasa de interés de 7,08%.

Para todos estos préstamos, el poder especial aplica.

Arias explicó que Petrochina solo podría hacer efectivo ese derecho luego de seguir tres pasos.

Primero, presentar una factura de la deuda de Petroecuador “no satisfecha”. Dos, presentar un informe pericial sobre esa falta de pago, dado por la Cámara de Comercio Internacional. Y tres, una carta de Petrochina que sustente su derecho de cobro.

El ministro de Recursos No Renovables, Wilson Pástor, dijo que de ninguna manera el crudo de Petroecuador está prendado en la venta anticipada.

Según Petroecuador, este poder entregado a Petrochina equivale a una garantía dentro de un contrato comercial donde una de las partes entrega un anticipo.

El ministro de Finanzas, Patricio Rivera, no se pronunció, pese a que fue consultado a través de sus asesores de comunicación, por medio de un correo electrónico.

Una venta ‘spot’

Petroecuador llevó a cabo ayer una venta ocasional de dos lotes de crudo Oriente, cada uno por 2,16 millones de barriles. Se presentaron siete ofertas.

Petroperú presentó la mejor oferta con un premio por barril de USD 8,16 por sobre la cotización del crudo tipo WTI que ayer cerró en USD 93,35.

La deuda total con los chinos

El ministro de Finanzas, Patricio Rivera, guarda en su mente las cifras del endeudamiento con China. Y recita los valores con total claridad. “En el 2009 hicimos una venta anticipada de petróleo con China. Esa ya se canceló. Fueron USD 1 000 millones, es una deuda que ya no existe”.

El funcionario continúa: se firmó  además el contrato para la construcción de la Central Hidroeléctrica Coca-Codo Sinclair por USD 1 682 millones. Eso se contabiliza como deuda una vez que se realiza los desembolsos. Según el convenio, cada año China debía destinar alrededor de USD 300 millones hasta completar el valor total comprometido.

“De ahí contratamos  un crédito de libre disponibilidad por  USD 1 000 millones, el cual firmamos en octubre del 2011. También tenemos una venta anticipada de USD 1000 millones, de las cuales ya se ha pagado más de USD 300 millones. Y de ahí tenemos un crédito firmado con el Banco de Desarrollo de China por USD 2 000 millones. Todo es deuda en China. excepto las venta anticipadas de crudo que se  hicieron”.

Finalmente, está habilitada una línea de crédito por USD 1 700 millones que el Ecuador podrá utilizar cuando lo considere pertinente. Por ahora, las autoridades económicas no han visto necesario activar este préstamo. Sin embargo, en caso de que la Caja Fiscal se ajuste, sí se lo tomará.

[[OBJECT]]


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)