24 de April de 2010 00:00

El comercio con Irán se triangula con terceros: Vallejo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Negocios

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El país ha exportado en los últimos seis meses unas 300 000 cajas de banano mensuales a Irán de forma directa, y otras 300 000 a través de Turquía. Con esto se abastece de fruta al sur y norte del país. Estas ventas se han logrado tras los convenios de cooperación firmados entre los bancos centrales de Irán y Ecuador, en diciembre del 2008, en la visita oficial a Irán. Esto lo explicó Carlos Vallejo, ex titular del Directorio del Banco Central del Ecuador (BCE) a la Comisión de Participación Ciudadana de la Asamblea. Vallejo defendió la decisión “política y soberana” del Ecuador de abrir relaciones con este país con el fin de fomentar las exportaciones e importaciones. Además, señaló que estas operaciones de comercio exterior son similares a las que tienen otros países del mundo. Por ejemplo, citó que EE.UU., en el 2009, exportó USD 94 millones e importó de Irán USD 212,9 millones. Hasta el 10 de noviembre del 2008, las instituciones financieras de EE.UU. estaban autorizadas a procesar transacciones con Irán. Los bancos de compensación en Nueva York, generalmente hacían transacciones de dólares con origen o destino en Irán, siempre que el banco que transfería fondos a la entidad de EE.UU. y el que recibía los recursos estadounidenses no fuese iraní. De esta forma, el funcionario explicó que el comercio exterior con este país se triangula con terceras entidades, debido a que el Banco de Desarrollo de Irán (EDBI) está en listas de riesgo internacional por lavado de dinero y financiación al terrorismo. “No pago directamente al EDBI, porque está satanizado, pero abro la carta de crédito en un banco en Dubái. Y como el 90% del negocio ahí es de iraníes, él sabrá cómo paga al EDBI. Así que la mojigatería es válida y no la franqueza”. En el caso de Ecuador, el convenio firmado con el EDBI establece que esta entidad creará un fondo de promoción de exportaciones por USD 40 millones, ampliable a USD 120 millones, para la venta de bienes y servicios iraníes a Ecuador. Un ejemplo de cómo se puede operar: Petroecuador negocia con un exportador de Irán la compra de tubería para perforación de pozos petroleros y para esto está obligado a abrir una carta de crédito en el BCE. Irán, por su parte, tramita el embarque de los bienes y paga al exportador con el dinero del fondo de 40 millones y espera al vencimiento de la carta de crédito para cobrar al Ecuador. ¿Cómo? a través de otros bancos. Vallejo dijo que se abrieron cuentas en Dubái, Ginebra y Bruselas para triangular los pagos y los cobros de las operaciones. Y aclaró al asambleísta César Montúfar que hasta ahora no se han emitido cartas de crédito para importar bienes de Irán.De esta manera, también descartó que esos 40 millones hayan llegado al país como crédito. Pero lo que sí reconoció Vallejo fue que el presidente de Irán, Mahmud Ahmadinejad, ofreció al Presidente ecuatoriano depositar 100 millones de euros a la vista en Ecuador. Este ofrecimiento, según dijo, se debe a que “Irán tiene demasiada plata depositada en Europa, en Japón y en otros países...”. Para Vallejo esto era viable, siempre y cuando se establecieran condiciones favorables. Al ser euros y no dólares, el BCE planteó asumir el diferencial cambiario, reconocer una tasa de interés pasiva de 0,25% y que sea un depósito a tres años. La idea es que estos recursos se usen en el desarrollo productivo nacional. Aunque Vallejo conoce que no hay respuesta oficial de Irán.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)