12 de June de 2010 00:00

Las claves para regar bien el jardín

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Construir

Uno de los sitios más acogedores de una vivienda es el jardín. Este espacio que combina césped con plantas y árboles de su preferencia es ideal para el descanso y para interactuar con la naturaleza.

Por estas y por otras razones hay quienes consideran que el dinero destinado para adecuar este lugar de la casa no es un gasto, sino una inversión. Este requiere cuidado especial y mantenimiento, por lo tanto, el riego de las especies que allí se planten debe tener particular atención.

Según Guido Herrera, ingeniero de Novalinea1.com, existen varias formas de riego.

Una es la manual, que se logra con una manguera donde se instalan puntos fijos por donde sale el agua. Otra es un sistema de riego fijo, por aspersión manual o automático. El primero está conformado por sectores con llaves fijas que se abren y se cierran. El automático tiene un tablero de mando.

Los microaspersores sirven para regar jardineras y microjardines. También hay sistemas de goteo que se instalan cada 40 ó 50 centímetros para jardineras o sitios que no requieren mucha humedad. Los sistemas de aspersores pueden ser para irrigar césped o plantas en general. En lo referente a plantas ornamentales, generalmente, resisten el riego por aspersión.

Algunos consejos

Conocer la calidad del suelo es vital. Los suelos arenosos retienen menos agua que los de arcilla y necesitan más riego.

El calor y el viento secan las plantas que requieren más agua. Las plantas grandes tienen mayores necesidades que las pequeñas o las que acaban de germinar.

Un buen método para irrigar las plantas en macetas es regar por abajo o, como se suele hacer habitualmente, poniendo un plato bajo el florero para que la planta absorba solo lo que necesite.

Las plantas de interior se riegan, como mínimo, dos veces por semana. Las de exterior, en cambio, se irrigan una vez cada 7 días.

Es preferible realizar el riego por la tarde. Así la planta tiene toda la noche para absorber el agua.

Los accesorios

Este aspersor de metal se conecta a la manguera y cumple las funciones de riego de ducha. En almacenes como Ferrisariato cuesta USD 4,98.

Este accesorio se utiliza para varios tipos de presión. Es de plástico y se asienta solamente en el piso. Su costo en el mercado es de USD 4,98.

Este aspersor se manipula según el lado que se quiera regar, porque no tiene un sistema de giro propio. Su costo en el mercado es de USD 18,98.

La manguera tipo jardinera funciona como un sistema de aspersión. Se la puede poner sobre el césped porque tiene agujeros. Cuesta USD 11,98.

La herramienta de riego tipo ducha es regulable. Se ajusta a la manguera y se abre según la necesidad. Se la encuentra por USD 8,99.

Los sistemas de riego pueden ser programados gracias a un ‘timer’. El aparato regula días, tiempo y sitios de regadío. Su precio es de USD 79,99.

La regadera es el sistema tradicional de irrigación. En el mercado se ofertan de varios tamaños, modelos y materiales de fabricación. Su precio va desde USD 9,28.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)