24 de June de 2010 00:00

‘El chulquero está perdiendo espacio por la competencia del sector formal’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Negocios

Entrevista a Alexandra Tapia, experta en sistemas de microfinanzas

¿Por qué persiste la tendencia a endeudarse con el chulquero y no con el sistema financiero formal?

Por la rapidez y la facilidad con la que dan la plata, no piden garantes, calificación en la Central de Riesgos ni encaje o congelamiento de dinero. El chulquero solo pregunta dónde vive, no le interesa ni siquiera en qué va a utilizar el dinero. Los chulqueros solo prestan, cobran el capital e intereses y no van más allá. El sistema financiero, en cambio, hace un seguimiento de cuál es el destino de este crédito y cómo se lo utiliza.

¿Cuánto más costoso resulta ir a un chulquero?Las tasas son astronómicas, no hay costos estándar, hay quienes cobran 1% diario y la persona termina pagando 360% anual, otros prestan en la mañana USD 100 y en la tarde cobran USD 110, por lo que el costo es altísimo.

Pese a estos altos costos, ¿este negocio ilegal sigue creciendo en el país?

En realidad creo que no, últimamente el sistema financiero formal se abrió bastante a los microempresarios, que normalmente han trabajado con chulqueros. Ahora están llegando a este sector bancos, cooperativas, ONG controladas o no por la Superintendencia de Bancos o la misma comunidad está organizando bancos comunales. Lo que pasa, más bien, es que el chulco se está dando a conocer más, antes era una práctica por debajo. No se hablaba de esto.

¿Por qué se ha dado esta mayor visibilidad?

A diferencia del sistema financiero, que notifica o llama a cobrar al cliente la deuda, los chulqueros tienen una forma más agresiva de cobro. Si no pagan te persiguen, te rompen los vidrios, obligan a firmar letras de cambio en blanco, etc. Esto es más notorio. Además, ahora el chulquero tiene una competencia formal, que es más accesible para el microempresario urbano y rural y entonces el campo de acción del chulquero se ve reducido y se nota más su existencia.

¿Por qué actualmente estas prácticas violentas de cobro se han exacerbado?

Antes era más informal, pero ahora se ha reducido su mercado y la competencia que hay entre los mismos chulqueros es más fuerte. Además, prestan a personas con negocios pequeños, de circulación de dinero muy rápida. Y si el chulquero no recupera no tiene a quién más prestar y aumentar su negocio, por lo que si no pagan recurren a la amenaza.

Si hay mayor acceso al sistema formal, ¿quienes acuden al chulco lo hacen más por un tema cultural o por falta de educación financiera?

Sí hay muchos que aún van al chulquero por cultura, pero ya no tanto. Por el mismo acceso (al sistema financiero) que hoy existe se ha buscado educar a las personas, se bajaron los requisitos, se ampliaron los montos, los procesos se han acelerado, etc.

Pero en los dos últimos años se ve una desaceleración en la colocación del microcrédito formal...

Sí se desaceleraron los microcréditos por la crisis, de hecho las ONG dejaron de recibir fondos para invertir. Sin embargo, sí se ha llegado a cubrir más mercado, a diferencia de años anteriores. Como en todo producto, hay una curva que crece aceleradamente y luego tiende a estabilizarse, pero también con la entrega de los créditos 5-5-5 por parte del Estado también se quitó mercado a las microfinanzas privadas.

¿La reducción de las tasas de interés han sido un impedimento para seguir bancarizando a las personas?

La restricción de tasas lo que está haciendo es reducir el volumen de crédito que puede dar una institución, porque si me ponen una tasa con la que no cubro mis costos limitaría los créditos de menor monto y empiezo solo a dar los montos más grandes.

¿Pero esto no es un retroceso para las microfinanzas?

En cierta forma, pero las instituciones deben trabajar en la eficiencia del uso de sus recursos, en mejorar sus tecnologías, capacitación al personal, al inicio es inversión alta, pero a la larga es reducir costos y mejorar el rendimiento . Si se vuelven más eficientes en el proceso de calificación del crédito, las personas entenderían el costo-beneficio de cambiar las tasas súper altas de los chulqueros por esperarse un tiempo y acceder al sistema financiero.

¿Se conoce cuánto dinero moviliza el chulco?

No, para empezar nadie te dice yo soy chulquero e identificarlos no es tan sencillo. Hay que ir al campo y hablar con la gente que te dice: sí aquí hay uno. Además, un chulquero puede ser cualquier persona, puede tener un trabajo formal y también se dedica a eso. Puede ser un carpintero, un maestro, una manicurista, etc.

¿Qué políticas falta aplicar para eliminar el chulco?

Como dije antes es necesario que las instituciones sean más eficientes. Y, al ser (el chulco) un negocio ilícito debería controlarse y sancionarse.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)