5 de February de 2012 21:16

China prohíbe a sus compañías aéreas el impuesto carbono de la UE

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

China ha prohibido a sus compañías aéreas que paguen la tasa a las emisiones contaminantes, llamada tasa del carbono (CO2) , impuesta por la UE, anunció este lunes la agencia Nueva China, citando a la administración de la aviación civil china.

“Las compañías aéreas chinas no están autorizadas a pagar un impuesto sobre las emisiones de carbono impuestas por la Unión Europea (...) si contar con un permiso del gobierno”, señala la administración de la aviación civil, citada por la agencia estatal de noticias.

Con este impuesto, introducido el 1 de enero, los europeos quieren obligar a todas las aerolíneas, sea cual sea su nacionalidad, a comprar el equivalente al 15% de sus emisiones de CO2, o sea 32 millones de toneladas, para luchar contra el calentamiento global.

Más de una veintena de países, entre ellos India, Rusia, China y Estados Unidos, se oponen a esta medida.

A comienzos de enero, China indicó que no cooperaría con la UE en cuanto a este impuesto que acababa de entrar en vigor e insinuó represalias.

“ Por supuesto, China no va a cooperar con la UE sobre el ETS ” (régimen de comercio de derechos de emisión) , dijo Chai Haibo, secretario general adjunto de la Asociación de Transporte Aéreo de China (CATA) .

La CATA que engloba a las principales compañías aéreas chinas, incluyendo las cuatro más grandes: Air China, China Southern Airlines, China Eastern Airlines y Hainan Airlines.

“ La CATA, en tanto que representante de las compañías aéreas chinas, se opone firmemente a la mala práctica europea (que consiste en ) obligar en forma unilateral a las compañías internacionales a entrar en el ETS ” , dijo.

Desde fines del año pasado, la CATA había indicado que “las compañías chinas no participarán en el ETS, no proporcionarán un plan de monitoreo de carbono a los países de la UE y no negociarás políticas preferenciales con la de la Unión Europea”.

Las empresas que rechacen pagar el impuesto podrían ser multados o, en caso extremo, podrían verse sin derecho a aterrizar en los 27 países de la UE.

A ocho euros la tonelada de CO2, la medida debe significar unos 256 millones de euros en 2012, según la Comisión Europea.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)