3 de May de 2012 13:55

Chevron pide a juez de EE.UU. que abra cuentas de demandantes en caso ambiental en Ecuador

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La petrolera Chevron ha pedido a un juez de EE.UU. que ordene divulgar datos sobre las cuentas bancarias de los demandantes en un multimillonario caso ambiental contra la empresa, a quienes acusa de realizar pagos ilegales a un perito independiente, informó la compañía a Efe.

Un magistrado de una corte federal escuchará mañana en una audiencia en Miami los argumentos de ambas partes, tras lo cual decidirá si ordena al Banco Pichincha, una entidad ecuatoriana con una filial en Florida, entregar los datos que Chevron quiere.

La compañía alega que los demandantes pagaron 100 000 dólares al perito Richard Cabrera a través de "cuentas secretas", además de otros 260 000 dólares "camuflados" como honorarios "por trabajos que no realizó", según James Craig, un portavoz.

Pablo Fajardo, abogado de los querellantes, admitió que le abonaron un total de 260.000 dólares, pero siempre a través de la Corte que dispuso el peritaje, y enfatizó que "no hay ninguna cuenta secreta".

Cabrera recomendó en 2008 que la multinacional pagara 27 000 millones de dólares por la contaminación supuestamente provocada en la Amazonía.

El año pasado una corte ecuatoriana condenó a Chevron a abonar más de 18 100 millones de dólares por ello, un fallo que fue ratificado por un tribunal de apelación, con lo que el caso está ahora en manos de la Corte Nacional de Justicia.

Antonio Acosta, presidente adjunto del Banco Pichincha, dijo a Efe que esa entidad está obligada a entregar los datos que le pida "su Autoridad Competente", aunque remarcó que "si esa solicitud de información no se enmarca en estas disposiciones legales es imposible darla".

Craig aclaró que la compañía no acusa al Banco Pichincha de cometer alguna ilegalidad, sino a los abogados de los demandantes que, a su juicio, perpetraron un "fraude" en colusión con la corte "para extorsionar a Chevron".

Como prueba cuenta con correos electrónicos de esos letrados, que obtuvo mediante un proceso judicial en Estados Unidos, en los que hablan, por ejemplo, de pagar por los gastos de oficina de Cabrera y de técnicos, personal y laboratorios.

En otro mensaje, Fajardo propuso que los demandantes contrataran a una persona vinculada con ellos como asistente del perito, la cual "podría ayudarle en muchas cosas y además tendríamos más o menos controlado el asunto", según escribió.

Craig dijo que esa actuación es "totalmente irregular e ilegal".

En cambio, Fajardo dijo hoy a Efe que dado que los demandantes pidieron a la corte la realización del peritaje, según la ley ecuatoriana les correspondía a ellos correr con los gastos. "No hay nada indebido, sencillamente cumplíamos con la ley", señaló.

El abogado reconoció que en el seno de su equipo de abogados se habló de la contratación de esa asistente para Cabrera, pero al final no llegó a suceder, aseveró.

En los correos electrónicos una persona que firma "LY" y que aparentemente es Luis Yanza, coordinador de la Asamblea de Afectados, también trata la apertura de una "cuenta secreta" a la que debían llegar fondos de un bufete de abogados de Filadelfia.

En otro mensaje pide el depósito de unos 30.000 dólares en esa cuenta para entregárselos al perito.

Yanza dijo hoy a Efe haber manejado "algunas de las cuentas para el caso", pero recalcó que todos los pagos están registrados en el expediente en la Corte y que no hubo ninguno "indebido".

El caso, uno de los mayores litigios medioambientales de la historia, gira en torno al daño supuestamente ocasionado entre 1964 y 1990 por Texaco, que fue adquirida posteriormente por Chevron.

Chevron busca los datos de las cuentas bancarias para emplearlos en juicios que sigue contra los abogados de los demandantes en Estados Unidos y en un proceso ante un tribunal de arbitraje en La Haya, según reveló Craig.

La empresa mantiene que el dinero que los demandantes entregaron a Cabrera compró "su complicidad", pues asevera que el informe que lleva su nombre en realidad lo escribieron los demandantes.

Fajardo reconoce, por su parte, que sí entregaron información al perito, pero por orden judicial, y dijo que con sus acusaciones Chevron solo intenta evitar la condena.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)