Chevron cree que apelación de la defensa ecuatoriana es para evadir resolución

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
EFE

La empresa estadounidense Chevron consideró hoy 20 de marzo que la decisión de los indígenas y colonos afectados por contaminación en la Amazonía ecuatoriana de pedir la suspensión de un fallo emitido por un juez de EE.UU. en favor de la petrolera es un intento de sus abogados de "evadir" tal resolución.

Los demandantes ecuatorianos dijeron ayer que pidieron la suspensión de un fallo emitido por un juez de EE.UU. que consideró fraudulenta una condena impuesta en 2011 por la Justicia ecuatoriana a la multinacional Chevron, declarada culpable de daños ambientales.

Representantes de los indígenas y colonos afectados reiteraron en una conferencia de prensa en Quito que han apelado el fallo, emitido el 4 de marzo por un juez de Nueva York, que consideró que la condena a la compañía estadounidense fue obtenida mediante conspiración. Para James Craig, asesor de comunicación de Chevron, "este es otro intento de Steven Donziger (uno de los abogados de los demandantes) para evadir las conclusiones bien fundamentadas de la corte y eludir la responsabilidad por sus acciones".

"Durante el juicio de siete semanas, Chevron presentó pruebas indiscutibles que detallan el alcance de los actos corruptos y fraudulentos realizados y dirigidos por el señor Donziger y sus asociados", dijo en un comentario enviado por correo electrónico.

Apuntó que entre esos actos supuestos figuran "la fabricación de pruebas, presión a científicos expertos a falsificar informes, intimidación de jueces, soborno a jueces y peritos designados por la corte, redacción fantasma de informes judiciales e incluso de la sentencia definitiva". Añadió que "el fallo y opinión de la corte de casi 500 páginas capturan con extraordinario detalle el esquema ilegal de los acusados. En lugar de distraer, distorsionar y retrasar, el señor Donziger debería responder de sus actos ilícitos", apuntó.

La petrolera fue condenada en 2011 en Ecuador a pagar 19 000 millones de dólares de indemnización por daños ambientales causados entre 1964 y 1990, cuando operó en la Amazonía Texaco, adquirida después por Chevron.

En 2013, la Corte Nacional de Justicia de Ecuador confirmó la condena, pero rebajó a 9 500 millones de dólares la indemnización. La multinacional denunció como fraudulento ese juicio y el juez federal de Nueva York Lewis Kaplan afirmó en su fallo que la condena en Ecuador "se obtuvo a través de medios corruptos" y aseguró: "los demandantes aquí no pueden beneficiarse bajo ningún concepto de esa sentencia".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)