10 de May de 2011 00:00

Caso Cervecería alerta a empresas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Los ex trabajadores de la Cervecería Nacional (CN) empezaron a presionar a las autoridades judiciales para que hagan cumplir el pago de sus utilidades atrasadas.

Ayer, los abogados de los ex obreros presentaron escritos al Juez Décimo de lo Civil de Guayaquil, informando que la cervecera no canceló los USD 90,9 millones en el plazo requerido.

Arturo Cervantes, representante de los ex empleados de la CN, dijo que van a esperar las medidas que tomen los jueces para hacer cumplir la sentencia. “No ha pagado nada hasta ahora. Y ya no serán los USD 90,9 millones sino el doble, por no cumplir con la Ley”.

Luis Zúñiga, abogado de los ex trabajadores, contó que van a pedir al director de Trabajo o al Ministro de Relaciones Laborales para que conjuntamente con la Contraloría emitan los títulos de crédito por el valor reclamado y su respectiva multa. “Se analizan más opciones para hacer cumplir la Ley a los deudores que no pagan. Una es la de pedir el embargo o remate de bienes. También la de pedir la quiebra de la empresa o retener las acciones”.

Mientras tanto, los directivos de la Cervecería no se pronuncian. Pero ayer el equipo de Barcelona se entrenó en las canchas de CN, como medida de respaldo por el litigio que mantiene con ex obreros. Además, en el clásico que jugará el domingo próximo con Emelec usará la camiseta pero sin el logo de Cervecería y ese espacio estará cubierto con color negro.

Según el presidente del club, Alfonso Harb, si se llega a cumplir el fallo se afectaría a Barcelona, ya que es el principal financista del equipo. “Barcelona se identifica y agradece por casi 20 años de apoyo que le ha dado esta empresa. Muchos de los logros se debieron en buena parte al apoyo de la Cervecería Nacional, que siempre ha estado en las buenas y malas”.

La Cámara de Industrias de Guayaquil también mostró su respaldo a la cervecera. En un comunicado público exigió que se cumplan las reglas claras y sostiene que las resoluciones inconstitucionales en materia laboral ponen en riesgo más de dos millones de empleos en el país. Menciona también los efectos que traerá para el Estado, ya que no se generarán más impuestos para carreteras, camas de hospitales, bancas de escuelas y el desarrollo de la industria.

Para hoy está previsto que más de 5 000 personas se reúnan en el parque El Arbolito (Quito) para reclamar que no se afecte a los puestos de trabajo de la CN.

Además, ex trabajadores de más de 12 empresas esperan las resoluciones del caso de la CN para iniciar sus reclamos por el pago de utilidades pasadas. En la lista están las empresas Coca-Cola, Holcim, Porta, entre otras.

A eso se suman también los casos que se mantienen en litigio en varios juzgados del país como el de los ex obreros de la Autoridad Portuaria de Guayaquil (APG), ex Aztra (Ecudos) y de los ex empleados de la Ecapag.

Puntos de vista

René Ortiz Pte. Consejo de Cámaras

El caso está ahuyentando a las inversiones nuevas

El tema de la cervecería es totalmente poco jurídico. Se está aplicando normas actuales a temas pasados y todos conocemos que no existe la retroactividad de la ley.Las consecuencias de una jurisprudencia de este tipo serán para la inversión nueva en el país, ya que las empresas tendrán que analizar  situaciones como la de Cervecería.

Habrá consecuencias en lo laboral, pues al no haber inversiones no habrá fuentes de empleo en el país. Incluso las firmas ya establecidas podrían hacer cambios en sus procesos internos. Además, se generará la imagen de que en el país no hay Estado de Derecho, porque no se respectan las leyes y se violan principios universales como la retroactividad. La existencia de casos como el de Holcim y el de Cervecería Nacional pueden llevar a que ex trabajadores de otras firmas repliquen las mismas exigencias.

Mesías Tatamuez. Dir. sindical

Las empresas deben pagar sus obligaciones

El pago de USD 90,9 millones a los ex trabajadores de Cervecería Nacional, que ya tiene una sentencia, es  justo y el Estado deberá encargarse de que se cumpla la decisión judicial. Procesos similares tienen que  aplicarse sobre empresas que deben dinero a sus trabajadores por utilidades y otras obligaciones. El de Cervecería Nacional no es el único caso.

Conozco el de Vachagnón en el que ya se ha ejecutado una sentencia para el pago de liquidaciones, pero hasta el momento el Ministerio de Relaciones Laborales  no ha determinado los montos que se deben entregar. Ahí tiene que hacerse un estudio, pero este tiene que hacerse lo más pronto posible. En el país los empleadores deben pagar sus obligaciones ya que un accionar honesto le hace bien a ellos y a sus trabajadores. Es una cadena en la que unos dan empleo y los otros ayudan a producir.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)