Brasil retiró las restricciones al banano ecuatoriano

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Negocios

Autoridades, productores y exportadores de banano celebran la decisión de Brasil de abrir sus fronteras a la fruta ecuatoriana, después de casi dos décadas de cierre.

El Ministerio de Comercio Exterior informó que los brasileños eliminaron las restricciones sanitarias que existían para la importación de banano ecuatoriano.

El ministro Francisco Rivadeneira, felicitó al equipo técnico por el logro alcanzado, en el cual además de las autoridades públicas, participaron productores como Ernesto Pesántez, y el director ejecutivo de la Asociación de Exportadores de Banano del Ecuador, Eduardo Ledesma.

"Presentamos todos los justificativos técnicos en Brasilia; el resultado de este trabajo es la resolución publicada ayer en el Registro Oficial de ese país, que establece los requisitos fitosanitarios para la importación de banano producido en el Ecuador.

Con ese documento se pone fin a la restricción para la importación de banano ecuatoriano, que se suspendió en 1997 por la presencia de dos plagas: moko y sigatoka negra", explicó Rivadeneira.

Según cifras oficiales, el sector bananero nacional ha crecido alrededor del 19% en sus exportaciones al mundo en los últimos cinco años. Los principales mercados para este producto son: Rusia, EE.UU., Italia, Alemania y Bélgica.

L edesma, por su parte, también mostró su satisfacción por este éxito conjunto. Desde diciembre del año pasado, cuando llegó una delegación brasileña al país, los actores del sector habían estado expectantes por la apertura del mercado. El exportador asegura que el Brasil es un mercado de siete millones de toneladas y, espera que el país, en un inicio, empiece vendiendo aproximadamente 20 000 cajas semanales, aunque, según dijo, hay interés por más.

Además, señaló que los exportadores están listos para enviar producto este mismo momento, pero que deberán esperar para saber las condiciones bajo las cuales se abrió el mercado. "Seguramente exigirán que haya un estricto control para que no haya las plagas, que el precio del producto sea diferente al que ellos lo venden, es decir, que nuestra caja sea más cara que la de ellos para proteger su mercado".

Finalmente, Ledesma aseguró que se ha ganado la mitad de la batalla y que todavía falta lograr que las fronteras brasileñas se abran también para el ingreso del camarón ecuatoriano, que ha enfrentado iguales restricciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)