Un bono reemplazará a la jubilación patronal

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 169
Triste 6
Indiferente 9
Sorprendido 19
Contento 23
Mónica Orozco.  Coordinadora

El pago de un bono reemplazará a la jubilación patronal y al desahucio, según plantea el proyecto de Código Laboral, entregado oficialmente el jueves pasado a la Asamblea.

El nuevo beneficio, establecido en el artículo 261 del proyecto, se denomina Bono por terminación de contrato y fondo global de jubilación patronal.

Este consiste en un pago de entre el 50 y 35% de la última remuneración por cada año de servicio. Mientras más años laborados menor será el porcentaje utilizado para calcular el bono a recibir.

Eliminar la jubilación patronal ha sido una vieja aspiración del sector empresarial, que argumenta que este beneficio surgió en 1938 para cubrir la falta de seguridad social.

Este derecho se mantuvo pese a que luego apareció la jubilación general, con la creación del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), dice Xavier Sisa, director jurídico de la Cámara de Industrias y Producción.

Hay que tomar en cuenta que la jubilación patronal es un derecho que hoy reciben solo los trabajadores amparados en el Código del Trabajo.

Los empleados públicos regidos por la Ley Orgánica de Servicio Público no pueden acogerse a este beneficio.

Para acceder a este derecho, el trabajador debe haber laborado de forma continua 25 años en una misma empresa.

Además, los trabajadores que acrediten entre 20 y 25 años de servicio en una sola firma tendrán derecho a un valor proporcional de esta jubilación.

Antonio Vásconez, un empleado privado, está en esta situación. El trabajador dijo que en pocos meses cumplirá 25 años de servicio continuo en su empresa y no sabe si recibirá la jubilación patronal de aprobarse el nuevo Código.

Sobre este tema, el proyecto señala, en la disposición transitoria tercera, que aquellos trabajadores que tengan más de 13 años de servicio para un mismo empleador al momento de aprobarse el nuevo Código no perderán el derecho a la jubilación patronal.

Para el ministro de Relaciones Laborales, Carlos Marx Carrasco, la jubilación patronal es discriminatoria, pues beneficia solo a quienes han trabajado 25 años o más en una misma empresa. "Trabajadores con menos de 18 años son forzados, a través del desahucio, a firmar un acta de finiquito porque no les quieren pagar la jubilación patronal", dijo durante su intervención en la sabatina realizada en Machala.

La nueva norma, dijo, busca garantizar el pago de un bono a todo trabajador al terminar su relación laboral sin importar el número de años de servicio.

Sisa destaca que, si bien el Ejecutivo aceptó el pedido de eliminar la jubilación patronal, la nueva figura crea un carga económica que puede afectar el flujo de las empresas.

Marx Carrasco insistió en que el cambio busca garantizar la estabilidad laboral a los trabajadores y señaló que los empleadores pueden ir provisionando mes a mes con miras a cumplir con este beneficio.

Pero para el experto laboral Carlos Carlosama, la figura del pago de un bono cambia el espíritu de la jubilación patronal; esto es, mejorar la situación de la persona cuando deje de trabajar. "El dinero puede destinarse al gasto y no al ahorro".

A Sisa también le preocupa que el dinero que entregue el empleador no sirva para un fin de jubilación del trabajador. "Se debería generar una figura para que las personas ahorren forzosamente para su retiro".

Carlosama consideró que la medida tiene impacto positivo para el empleador más que para el trabajador. "Es un perjuicio para el trabajador y el empresario se ahorra dinero, porque el gasto para la pensión nunca va a ser igual al bono".

El abogado laboral Iván Nolivos señala que el cambio bien podría favorecer a la estabilidad laboral, pero cree que afecta derechos adquiridos.

Fernando Ibarra, presidente del Parlamento Laboral (que reúne a cuatro organizaciones sindicales), comparte esta preocupación y dice que el debate debería ser cómo lograr que este pago no sea una carga para el empleador.

"Alguna vez se pensó en crear un fondo de jubilación privado similar al IESS que sirviera para invertir en el mejoramiento del sector productivo y atender la jubilación patronal".

  • El desahucio

El proyecto de Código plantea que el bono reemplace, además, al pago que recibe el trabajador con el desahucio: el aviso que presenta el trabajador o el empleador de su decisión de terminar el contrato laboral y que hoy se hace ante el Ministerio de Relaciones Laborales.

Actualmente, este pago es del 25% de su última remuneración por cada año de servicio.

"El porcentaje sube y hoy no solo es compensación por años de servicio sino por jubilación", explica Nolivos.

El proyecto establece que este aviso se puede presentar con formulario en línea.

En contexto
El proyecto de Código Laboral modificará y actualizará una serie de normas laborales que datan de 1938. El documento plantea cambios como la mensualización de los décimos, sindicalización, servicios de guardería, pago de horas extras, entre otros.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (88)
No (11)