31 de May de 2012 12:32

El BCE propone crear una unión bancaria europea para evitar un colapso como en España

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El jefe del BCE, Mario Draghi, exhortó hoy a crear “unión bancaria” de la zona euro para evitar que se repita un caso como el de Bankia, emblemático del derrumbe del sector en España, y se negó a dejar que la institución llene el “vacío” de la “falta de acción de los gobiernos”.

El FMI aseguró oficialmente por su lado que no tiene en sus planes acudir al rescate de Bankia, por empezar porque España no lo solicitó.

“Debemos ir hacia una unión bancaria. Un régimen de garantías (...) y una mayor centralización y supervisión bancaria”, propuso el italiano Draghi ante el Parlamento Europeo en Bruselas.

Las declaraciones del presidente del Banco Central Europeo (BCE) se producen en plena agitación financiera en España. La reactivación de la tensión de los mercados, provocada por el anuncio del rescate público de Bankia por 23 500 millones de euros, desató el pánico y la prima de riesgo, que mide la confianza en la solvencia de un país, pulverizó todos los récords, tocando los 542 puntos.

En ese contexto, crece la incertidumbre sobre la recapitalización y el saneamiento del sector financiero español. Muchos expertos y dirigentes europeos piensan que es inevitable que España recurra a la ayuda externa.

Pero el BCE no será quien rescate a España. Al menos así lo confirmó este jueves su presidente.

“¿Puede el BCE llenar el vacío ante la falta de acción de los Gobiernos? La respuesta es no, no es nuestra obligación, no está en nuestro mandato”, explicó.

También el Fondo Monetario Internacional (FMI) aseguró que no está trabajando en ningún plan de ayuda financiera a España, declaró su portavoz, Gerry Rice.

Lo que necesita la zona euro es “una mayor colaboración entre las autoridades, una mayor centralización de la supervisión bancaria (...), el caso de Bankia así lo revela”, dijo Draghi.

La vicepresidenta del gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, viajó este jueves a Washington para entrevistarse con la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, y el secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geitner.

Pero el FMI dejó claro rápidamente que no está trabajando en ningún plan de ayuda financiera a España ni Madrid se la ha solicitado, según el portavoz Gerry Rice.

“El Fondo no está elaborando planes que impliquen una ayuda financiera a España ni España ha requerido ayuda financiera del FMI”, zanjó Rice, que aseguró que las reformas emprendidas por España van por el buen camino.

El FMI también está a favor de “una integración europea más completa”, señaló Nemat Shafik, directora general adjunta de la institución con sede en Washington.

La crisis “se agudizó con los problemas en los bancos y ahora se trata de resolverlos”, explicó una fuente europea.

“Si no hallamos una solución rápida, tendremos muchas Bankias”, indicó.

Según el Banco de España, la salida de capitales de España en el primer trimestre del año llegó a 97 000 millones de euros, debido a la preocupación que crea la economía del país. Solo en marzo la salida de capitales fue de 66.200 millones, contra un saldo positivo de 5 380 millones en marzo de 2011.

En la misma línea que la Comisión Europea (CE), Draghi propone una “unión bancaria” basada en tres pilares: un fondo de garantía de depósitos común, un fondo de resolución que sirva para tratar con los bancos en dificultades y una mayor centralización de la supervisión bancaria.

La Comisión Europea urgió al gobierno español de Mariano Rajoy a comunicarle el plan de rescate de Bankia, el más caro de la historia del país, porque “cuanto antes se eliminen incertidumbres, mejor”.

Bruselas pidió además al gobierno español que presente cuanto antes los presupuestos para el 2013-2014, sobre todo los de las comunidades autónomas, consideradas como las principales responsables de las desviaciones de las cuentas públicas en España.

Así, la agencia de calificación financiera Fitch rebajó la nota de ocho regiones autónomas españolas, entre ellas Madrid, y considera la posibilidad de rebajarla más, debido a sus déficits presupuestarios estructurales.

Además de Madrid, se han visto afectadas Murcia, Asturias, Andalucía, País Vasco, Canarias y Cantabria, y la decisión añade una perspectiva negativa, es decir que la calificadora la puede volver a bajar a medio plazo.

En una clara muestra de los desequilibrios europeos, el rendimiento de los bonos de deuda alemanes a 10 años registró su mínimo histórico, debido a su condición de valor refugio para unos inversores muy nerviosos por la situación del sector bancario español.

Los llamados a la acción en esta nueva vuelta de tuerca de la crisis de la deuda en que sumió Grecia a la Eurozona hace más de dos años, se multiplican.

La zona euro no tiene elección y debe tomar las medidas necesarias si desea evitar su “desintegración”, advirtió el comisario europeo para Asuntos Económicos, Olli Rehn.

Y si la zona euro despareciera se produciría “una depresión terrible en Europa y en el mundo”, advirtió.

La zona euro no tiene elección y debe tomar las medidas necesarias si desea evitar su “desintegración”, advirtió el comisario europeo para Asuntos Económicos, Olli Rehn. Y si la zona euro despareciera se produciría “una depresión terrible en Europa y en el mundo”, advirtió.

Desde Alemania, la jefa del gobierno Angela Merkel, reclamó “más Europa” para salir de la crisis.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)