19 de May de 2010 00:00

El banano de Centroamérica pagará menos en Europa

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Negocios y Reuters

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La Unión Europea y los países de Centroamérica alcanzaron ayer un acuerdo para liberalizar el comercio y recortar los aranceles de importación, dando un acceso total de mercado a los productos industriales de ambas partes.

La Comisión Europea, cuerpo ejecutivo de la UE a cargo de la política comercial del bloque de 27 países, dijo que el pacto concluye formalmente hoy, durante una cumbre en Madrid.

“El acuerdo ofrecerá nuevas perspectivas de acceso de mercado para los exportadores de ambas partes en productos agrícolas, automóviles, electrodomésticos, banca, telecomunicaciones y servicios medioambientales”, dijo el comisario de Comercio de la UE, Karel De Gucht.

Los fabricantes de automóviles europeos tendrán libre acceso a los mercados de Centroamérica por 10 años, mientras que las compañías europeas del sector de servicios también tendrán un mejor acceso a la región.

A cambio, la UE ofreció reducir los aranceles para la importación de bananos a 75 euros por tonelada desde los 114 euros, como se acordó en Ginebra el año pasado cuando se puso término a la denominada ‘guerra del banano’.

De esta manera, los países centroamericanos acordaron un sistema similar al logrado por Colombia y Perú, que también firmaron un acuerdo comercial con la Unión Europea.

Con estos tratados comerciales concluidos, los principales competidores de Ecuador en el mercado bananero mundial: Colombia y Costa Rica, lograron una ventaja competitiva, ya que pagarán un arancel de 75 euros para entrar en Europa mientras que Ecuador cancelará 114.

Para Eduardo Ledesma, presidente de la Asociación de Exportadores de Banano del Ecuador, si Ecuador no firma un acuerdo con la Unión Europea “ el país perderá ese mercado en aproximadamente cuatro años, a menos que venga otro gobierno y cambie de criterio y firme el acuerdo”.

La otra opción es establecer subsidios para compensar esa pérdida de competitividad, lo cual es menos probable por las limitaciones fiscales del país.

Por su parte, el canciller Ricardo Patiño señaló el lunes pasado que Ecuador tiene la “voluntad política” de retomar las negociaciones para un acuerdo global con la UE, pero “jamás ” firmará un Tratado de Libre Comercio (TLC) como el que se negoció con Colombia y Perú.

Pero esa posición no la tienen países ideológicamente afines a Ecuador. El empresario Roberto Aspiazu puso como ejemplo a Nicaragua, que forma parte de los países centroamericanos que firmaron su acuerdo con la UE.

Aunque “no es un acuerdo perfecto”, el presidente nicaraguense, Daniel Ortega, señaló que los productores de su país, en particular los agrícolas, “han salido bastante bien” parados.

Por su parte, la ministra de la Producción, Nathalie Cely, señaló ayer en Radio Quito que se necesita profundizar las relaciones comerciales con la UE para no perder competitividad.

Si no se logra llegar a un acuerdo con le UE, Cely señaló: “No nos pasa absolutamente nada, a excepción de banano”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)