Poco avance en la entrega de hipotecarios

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Mónica Orozco. Coordinadora

El Banco del IESS (Biess) anunció en diciembre pasado que asumía el control total en la entrega de hipotecarios, el cual había delegado a una firma privada. Pero esto aún no culmina.

La contratación de personal demoró el traspaso total de este proceso que estaba a cargo de la empresa privada Tata Solutions Center, cuyo servicio generó malestar desde año pasado entre los afiliados, quienes esperaban más de seis meses por el desembolso.

Tras las quejas, el banco resolvió no renovar el contrato a esta firma y asumió la entrega de créditos con el compromiso de hacer los desembolsos en tres meses. Sin embargo, el trámite aún no se agilita. El afiliado Andrés Vásconez, de 36 años, comenta que presentó la solicitud a inicios de diciembre y aún espera el desembolso.

El afiliado busca un préstamo de USD 35 000 para adquirir un departamento. Su solicitud está en la etapa de pago de impuestos, paso previo a la elaboración de escrituras, que es la fase final del trámite. En el despacho le indicaron que aún deberá esperar dos meses más por el desembolso.

Pero destacó como positivo que el Biess le llama cada semana para comunicarle cómo avanza el trámite o si falta entregar algún papel. Una de las quejas de los afiliados era la escasa información que recibían durante el trámite.

Los trámites que quedaron en manos de Tata tampoco se han agilitado. Renato Villacís acudió ayer a la matriz del Biess, en Quito, para averiguar cómo avanza la solicitud de entrega de un hipotecario de un familiar que vive fuera de la ciudad y cuyo desembolso espera desde junio pasado.

Señala que el crédito se ha demorado porque el Registro de la Propiedad devolvió en varias ocasiones la carpeta por errores en los documentos. Ayer, le indicaron que en 10 días harán el desembolso.

"Los documentos pasan de una entidad a otra y muchas veces se caducan y hay que volverlos a sacar, como certificados de impuestos, gravámenes, etc.", dice Villacís.

Rommel Valverde, otro afiliado, solicitó el trámite hace tres meses y medio. "Me dijeron que un mes más tendré que esperar". El afiliado busca un crédito hipotecario por USD 25 000 para la compra de un departamento en Quito. Ayer, vía celular, le indicaron que debía acercarse al despacho jurídico que lleva su trámite porque debía corregir un certificado de pago de impuestos en el Consejo Provincial.

Omar Serrano, representante de los afiliados al Directorio del Biess, dijo que el compromiso de la entidad es reducir estos tiempos, aunque reconoce que los resultados no serán inmediatos. "En una primera etapa se busca entregar los créditos en 90 días, aunque eso aún va a tomar algunos meses. Luego se reducirá a 60 días. Vamos a ir midiendo mes a mes".

Por falta de infraestructura, el Biess delegó desde el 2010 la entrega de créditos a Tata.

La firma debía verificar la documentación del afiliado, coordinar el avalúo del bien, comunicar a los afiliados sobre el estado de su trámite, elaborar las escrituras y otros pasos para que el Biess autorice el desembolso.

Según información del propio Biess, estos trámites tardan seis meses en promedio. En la banca privada toma dos meses.

La entidad se puso como plazo el 5 de diciembre para armar su propia "fábrica de operaciones", una unidad con la que esperaba asumir todos los procesos antes a cargo de Tata.

El banco también lanzó un concurso para contratar abogados y peritos avaluadores para el proceso. Sin embargo, el plazo les quedó corto y tuvo que ampliarlo, primero, para el 5 de enero, luego para el 5 de febrero. Como resultó insuficiente, finalmente se extendió para el 5 de mayo próximo.

[[OBJECT]]

Según Fernando Cordero, presidente del Directorio del Biess, el plazo se amplió porque aún falta capacitar al personal y contratar avaluadores.

"Solo queda pendiente un tema en el proceso de avalúo (etapa donde se valora el bien) que tenemos que capacitar personal e incorporar nuevos técnicos", explicó ante una consulta de este Diario.

Todo ello ha obligado a que la firma Tata apoye en el proceso hasta la actualidad.

Bajo este esquema, en enero pasado el Biess tramitó 2 990 créditos hipotecarios por un monto de USD 112,6 millones.

Este Diario solicitó, vía correo, el pasado viernes información al Biess sobre cómo avanza la contratación de peritos y avaluadores, pero no recibió respuesta.

En contexto
La firma Tata laboró para el Seguro Social desde el 2008 y para el Biess desde el 2010. Según el portal de Compras Públicas, el último contrato de Tata para la prestación del servicio entre septiembre del 2012 y 2013, tuvo un presupuesto de USD 7,25 millones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)