29 de March de 2011 00:00

El año escolar llega con incentivos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Con el fin de las vacaciones, los gastos por la entrada a clases se incrementan y con esto la publicidad de las proveedoras de útiles escolares. Los mensajes de las empresas van orientados a captar la atención de los estudiantes más que de sus padres. Para Luis Carvajal, director de la Cámara de la Industria Gráfica del Guayas, las empresas que pautan están orientadas a la clase media y alta, por lo que los padres pueden satisfacer los deseos de sus hijos.

Esta es la época pico de estos centros de distribución en la Costa. Según Carvajal, el mercado de suministros está liderado por 10 empresas, que se dividen en importadoras y productoras. Para ganarse al cliente, los medios de comunicación se llenan de avisos de sorteos por compras y las marcas exponen sus nuevos productos para este año lectivo.

En el asiento para niños de un carrito de compras estaba la pequeña Isabella. Su mamá empujaba la canasta mientras comparaba los precios que variaban según marca y procedencia. Despacio recorrían las perchas de la sucursal de Papelesa, en la terminal terrestre de Guayaquil.

El producto estrella de la marca es el cuaderno espiral universitario. Sus precios varían según la cantidad que adquiere el cliente. La unidad cuesta USD 1,65, pero si compra la docena suma USD 12,72. “Nuestras papelerías venden al por mayor y menor, por lo que la gente común puede acceder a precios bajos”, dijo María José Jaramillo, gerenta comercial de almacenes Papelesa.

Su publicidad, además de medios tradicionales, está presente en anuncios en las paradas de la Metrovía. En la publicidad se comunica que por cada USD 10 en compras se recibe un cupón para el sorteo de equipos electrónicos.

Durante marzo y abril, recibe aproximadamente 1 050 visitas diarias en sus siete sucursales del Puerto Principal. En el 2010 vendieron USD 8 millones, para este año la meta es crecer en un 30%.

Otra empresa que aprovecha esta época es Juan Marcet. Su publicidad también le apostó a los sorteos. Su campaña de expectativa premia a los que cotizan su lista de útiles en alguna de las 11 sucursales de la Costa. Por averiguar el valor del listado, acceden al sorteo de 411 bonos estudiantiles de USD 100 cada uno.

Esta campaña fue la antesala de su sorteo principal. En este, el premio mayor es una beca de hasta USD 1 500. Por cada USD 25 en compras los clientes reciben un cupón. Por el reinicio de clases, las sucursales de Juan Marcet están llenas de anuncios de estas promociones. Cada día reciben 75 000 visitantes en la región.

Su publicidad no solo acaparó medios tradicionales. En su estrategia incluyeron insertos en los estados de cuenta de las tarjetas de crédito y planillas de servicios básicos. Con esa alternativa llegaron a aproximadamente 32 000 hogares de Guayaquil y Samborondón. “¡Qué mejor que la publicidad llegue a la puerta de tu casa!”, exclamó Andrea Saeteros, jefa de mercadeo de Juan Marcet.

A diferencia de las anteriores, la empresa vendedora de equipos electrónicos Computron no basó su campaña en sorteos. Diego Gaete, gerente de Marketing, explicó que en una encuesta sus clientes dijeron que los sorteos eran una idea desgastada.

Este regreso a clases ofrecen una opción ecológica. A la entrada de cada sucursal hay un cajón donde el cliente puede dejar sus aparatos tecnológicos dañados. A cambio recibe un bono. Por un CPU le dan uno de USD 30, por un monitor USD 20.

El equipo técnico de la empresa intenta arreglar los equipos. Si lo logra, los dona a la fundación Poly Ugarte, que lucha contra el cáncer. Las partes que no utiliza, las entrega a una recicladora internacional. Este es el primer año de esta campaña en la Costa. En el 2010 recaudaron 60 toneladas de desechos en la Sierra y efectivizaron USD 25 000 en bonos.

Al final, los padres recorren los almacenes y las publicidades enganchan más a los niños. Isabella pedía una cartuchera de las princesas Disney que vio en la televisión, sin importarle el valor.

Consejos prácticos para los padres

Mejor compre al por mayor. Busque puestos donde le ofrezcan descuentos si compra por docena. Ahorrará dinero si tiene varios hijos . Y en caso de tener uno solo puede comprar 12 y guardar lo restante para los próximos años.

No se canse de cotizar. Lo primero que debe hacer luego de recibir su lista de útiles es visitar distintas papelerías y comparar sus precios. Al final del recorrido, ahorrará dinero y podrá establecer una hoja de ruta para el día que decida salir a comprar.

Ahorre tiempo y aproveche el realizar sus compras escolares por Internet. En la web hay varios portales que ofrecen artículos escolares. Como www.mercadolibre.com y www.comprasegura.com.ec. Necesitará una tarjeta de crédito.

Opciones de las tarjetas. Para esta temporada las tarjetas de crédito comunican sus beneficios por los medios y sus reportes mensuales . Antes de elegir la que usará fíjese en los planes de financiamiento y del porcentaje de interés por mora.

Zonas de venta popular en Guayaquil. No descarte el comprar en sitios como el Mercado Central y el de las Cuatro Manzanas. En estos lugares encontrará desde uniformes hasta lápices y tendrá la posibilidad de regatear directamente con el dueño del puesto.

Compras tecnológicas. Si su hijo necesita una computadora, compre una PC estática en vez de una portátil. Las laptops se devalúan rápido y son costosas. Mientras para actualizar un CPU precisa invertir poco en hardware.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)