10 de December de 2012 00:01

El alza salarial definida por el factor político

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Esta semana está previsto que arranque la discusión en el Consejo Nacional de Salarios (Conades) para fijar el incremento en la remuneración, que regirá en el 2013. De no haber consenso al interior del organismo, que está integrado por un representante del Gobierno, uno de los empleadores y uno de los trabajadores, hasta el 31 de este mes, será el Gobierno el que establezca el aumento.

El incremento salarial ha sido, históricamente, definido de manera política. Así lo indican representantes de varios sectores vinculados a la actividad laboral entre los que están empleadores, trabajadores, economistas y juristas.

Hasta inicios de la década de los 90, los ajustes salariales relativos al aumento del “salario mínimo vital” y otras compensaciones giraban alrededor de las decisiones del Ejecutivo y del Legislativo. Esto, según el jurista Joaquín Viteri, desataba encarnizadas pugnas entre ambas funciones.

“Surgían conflictos por los montos que se fijaban de forma poco técnica. Se aumentaba el salario mínimo vital, pero sobre este se incorporaban sobresueldos y otras bonificaciones”, señaló.

El salario mínimo era el componente más alto, al cual se sumaban pagos mensuales de decimotercer, decimocuarto, decimoquinto, decimosexto sueldos, monto por costo de vida, bonos complementario y por transporte. Estos extras estaban exentos del aporte a la seguridad social.

“Esto aplicaba para los sectores público y privado. Generalmente la definición de los salarios se hacía en torno a la inflación (…) El problema es que la inflación siempre ha estado por delante del ajuste salarial. Cuando era muy elevada se hizo ajustes semestrales”, dijo Jaime Carrera, del Observatorio de la Política Fiscal.

Para Teresa Silva, empleada privada que laboró a inicios de los 90, el alza no mejoraba casi en nada el poder adquisitivo porque los precios de los bienes y los servicios continuaban subiendo.

En 1991, mediante Ley 133, se entregó al Conades la facultad de revisar los incrementos, según el informe La Reforma de la institucionalidad salarial, de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Pero tras la crisis bancaria, el Consejo enfrentó presiones de dos lados: el fijar alzas que sostuvieran al Régimen y el peso de la debacle financiera (ver compartida en esta misma página).

La cronología

1976 -1978: El salario mínimo vital quedó congelado en 1  500 sucres. La inflación crecía aceleradamente durante estos años por lo que se redujo significativamente la remuneración en términos reales en el país.

1984-1991: En este período, según un estudio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el salario bajó de USD 114,6 a USD 62,9. El crecimiento inflacionario fue un factor determinante de esta variación.

Noviembre de 1991: En esta fecha se creó, mediante Ley 133 aprobada por el órgano legislativo, el  Consejo Nacional de Salarios (Conades). La Ley otorgó a este   organismo la  facultad para  definir el ajuste a las remuneraciones  en el país.

Marzo del 2000: Se  reformó el Código de Trabajo a través de la Ley de Transformación Económica del Ecuador. A través de esta se unificaron  todos los componentes del  sueldo y se creó el salario básico unificado.

Diciembre del 2009: El salario básico de las empleadas domésticas, artesanos, trabajadores de la pequeña industria, etc. se equiparó al de los demás empleados dentro del Código de Trabajo.

2010: Las comisiones sectoriales que definen  los incrementos mínimos en diferentes ramas de la actividad económica  en el país (entre ellas, choferes, secretarias, ingenieros, etc.)  pasaron de 115 a 22.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)