Alivio parcial para los deudores de buena fe

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Guayaquil

Para Jorge Sotomayor, industrial bananero de Vinces (Los Ríos), es un aliciente la ejecución de la Ley para el Cierre de la Crisis Bancaria de 1999, enviada por el Ejecutivo al Registro Oficial durante esta semana.

Sin embargo, considera que hay particularidades que no se han tomado en cuenta, como el que sean los deudores los que deban demostrar al Banco Central del Ecuador que sí realizaron los pagos, cuando deberían ser las instituciones cerradas las que también reconozcan de quién y cuánto recibieron los pagos a su debido tiempo.

"Cuando mi deuda fue transferida del Filanbanco al Central registraba USD 4,5 millones. Ahora, con el recálculo, bajó a USD 1,5 millones, pero nosotros en seis años ya pagamos USD 1,6 millones. El problema es que en los documentos que tiene el Central solo existen pagos por USD 750 000, la diferencia no se encuentra. Debemos buscar documentos de hace 20 años", indica Sotomayor.

Otro deudor de buena fe, el ferretero César Villagómez, solicita que la Ley estipule algún tipo de ayuda por el lucro cesante que les generó este problema financiero. En su caso, la deuda recalculada quedaría en USD 235 000. Villagómez dice que ya pagó USD 285 000, pero este 'vuelto' de USD 50 000 no se lo entregarán.

"Lo que pedimos es que la banca pública nos otorgue algún tipo de crédito por ese capital que no me regresará. La Ley borra nuestro historial crediticio pero yo no he sido sujeto de crédito en 15 años, no puedo ir a un banco a decir préstenme USD 100 000 que necesito hacer una importación de material ferretero".

Las autoridades del Banco Central informaron el viernes pasado, en Guayaquil, que hasta agosto se depurarán las listas de deudores y se establecerán contratos de pago. Luego habrá seis años para cancelar la deuda, con uno de gracia.

Desde el lunes 21 de abril arrancará el plazo para que los deudores presenten la solicitud de recálculo de aquellas deudas. La fecha máxima para la suscripción de los contratos de pago será el 20 de junio. Para quienes no han pagado, el plazo para regular su deuda será el 19 de agosto. Se estima que 2 500 personas tienen inconvenientes crediticios de este tipo.

Los contratos de pago, según el presidente del Directorio del Banco Central, Diego Martínez, se calcularán con el capital inicial de la deuda, lo que reduce hasta 60% las obligaciones actuales de los deudores. Además, la Ley perdona los intereses naturales, los acumulados y los gastos judiciales incurridos.

P ese a que el gremio de deudores denominado Deudores de buena fe solicitó que la tasa de interés sea de 0%, los intereses retroactivos por estos 15 años en que no hubo una solución de sus deudas, el interés para el recálculo será del 5%.

A los acreedores de la banca cerrada se les cancelará hasta los USD 75 000 y podrán solicitar el pago desde el próximo 10 de marzo. El plazo terminará el 5 de septiembre.- 5 000 personas forman parte del grupo de deudores que quieren pagar sus deudas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)