27 de December de 2011 00:05

Alianza con Ancap, sin beneficios

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El acuerdo de intercambio de crudo por derivados entre Petroecuador y la Administración Nacional de Combustibles de Uruguay (Ancap) se cierra en medio de denuncias y poca transparencia.

Aunque el Régimen promulgó los beneficios de la alianza desde la fecha de su suscripción, el 26 de enero del 2010 en Montevideo, los datos sobre el número de barriles exportados hacia el país del cono sur y las importaciones de gasolina y diésel al Ecuador están restringidos al público.

El Gobierno ha revelado poco sobre el beneficio que significó para el país la sociedad con Ancap, la cual se hizo directamente, es decir, sin licitación. En pocas semanas se dará por terminada.

El sábado pasado, el presidente Rafael Correa informó que el acuerdo se terminaría y reconoció que Ancap no estaba refinando el crudo nacional.

Inicialmente, el Estado buscaba exportar, de manera directa, el petróleo nacional a refinerías estatales de países aliados para evitar los intermediarios.

Sin embargo, de las decenas de embarques de crudo vendidos a Ancap, solamente dos llegaron a sus refinerías, según el propio Correa. “No significa que porque se intermedió nuestro petróleo hubo perjuicio para el Estado”, dijo el Mandatario.

Pero además de ese hecho, la alianza ha recibido denuncias. El asambleísta de Pachakutik, Kléver Jiménez, y el ex sindicalista de Petroecuador, Fernando Villavicencio, presentaron en noviembre pasado un pedido de investigación a la Contraloría y la Fiscalía sobre el acuerdo.

Denunciaron que los precios del crudo que se vendía a Ancap eran menores a la cotización en el mercado internacional.

De acuerdo con documentos certificados por Petroecuador que Kléver Jiménez entregó a este Diario, entre julio y octubre de este año, Ecuador vendió a Ancap alrededor de 5,29 millones de barriles de crudo Oriente, con diferenciales preferenciales.

El diferencial es un castigo que se aplica al petróleo ecuatoriano por su menor calidad respecto al crudo West Texas Intermediate (WTI), que es el referencial.

Sin embargo, desde este año, ese diferencial es positivo por la escasez de ese tipo de crudo y conflictos en países petroleros.

Pese a ello, a Ancap se le habrían entregado diferenciales menores. Por ejemplo, en julio pasado, pese a que el crudo Oriente se vendió en el mercado internacional USD 15 por sobre el precio del WTI (dato que lo entregó Petroecuador), a Ancap se le habría vendido con un diferencial positivo de solo USD 1,28.

El ejemplo se repite para los meses de agosto, septiembre y octubre, aunque en estos últimos meses el diferencial entregado a Ancap aumentó a USD 12,3.

Jiménez y Villavicencio adjuntaron en su denuncia publicaciones de la revista Platts de agosto y septiembre, donde los diferenciales del crudo Oriente en el mercado internacional van desde USD 17,4 hasta USD 18,25.

Villavicencio destacó que este tipo de presuntas irregularidades se repite en los contratos con Petrochina y Pdvsa. Y que en los últimos meses habrían significado para el país un perjuicio de al menos USD 300 millones.

El catedrático de la Facultad de Ingeniería de Petróleos, Gustavo Pinto, dijo no tener detalles sobre el tema de los diferenciales, pero dijo que es extraña la manera cómo se manejó el intercambio de crudo por derivados con Ancap.

Indicó que no fue beneficioso para el país que la estatal uruguaya intermedie con el crudo ecuatoriano y que se debiera investigar quién se benefició de esa intermediación y por qué se mantuvo tanto tiempo el convenio si no había beneficios.

Respecto al tema, Petroecuador indicó a este Diario que se pronunciaría hoy.

[[OBJECT]]

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)