26 de April de 2010 00:00

Alemania complicó la negociación de la ayuda a Grecia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Washington, Berlín.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) y Grecia querían ayer avanzar rápido para poner fin a la crisis presupuestaria de ese país.Sin embargo, la intransigencia de Alemania lo impedía. “Alemania no está dispuesta a hacer un cheque en blanco a Grecia”, declaró el ministro de Relaciones Exteriores, Guido Westerwelle, a la televisión de su país.La crisis de Grecia se desató en marzo, cuando se descubrió que el Gobierno entregó datos económicos y de crecimiento falsos a la Unión Europea (UE). El director general del FMI, Dominique Strauss-Kahn, y el ministro griego de Finanzas, Georges Papaconstantinou, dijeron que confían en el resultado de las negociaciones en curso entre Grecia, la Comisión Europea y el FMI. El Ministro griego dijo estar convencido de que la ayuda financiera prometida por los europeos y el FMI estaría lista “para el mes de mayo”. Grecia, al borde de la bancarrota por el peso de su deuda pública y de su déficit presupuestario, debe hacer frente a un plazo crucial el 19 de mayo para pagar 8 500 millones de euros. Este calendario, combinado con la fiebre que continúa aumentando en los mercados, forzó a Atenas a pedir que la ayuda prometida por sus socios de la Zona Euro se concrete.Atenas solicitó el viernes a la UE y al FMI que activaran un préstamo de emergencia de hasta 45 000 millones de euros (USD 60 000 millones) para evitar el impago de la deuda. Alemania indicó claramente que podría decir que no si Atenas no pone en marcha una “estricta política de rigor”. Papaconstantinou intentó tranquilizar a sus socios, sobre todo a Berlín, afirmando que las medidas de austeridad implantadas ya están dando resultados. Él calificó los datos económicos de los primeros meses del año de ‘muy alentadores’. Tuvo también palabras para los especuladores a quienes advirtió que quien apueste por la quiebra de Grecia “perderá hasta su última camisa”. También la ministra francesa de Economía, Christine Lagarde, expresó que los países de la Zona Euro deben ser solidarios, pero no complacientes con Grecia. “Defendemos el territorio de la Zona Euro. Cuando una parte de ese territorio es atacada y nuestra divisa común está bajo presión, tenemos que ser solidarios”, pero “eso no quiere decir que tengamos que ser complacientes” , declaró Lagarde.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)