29 de May de 2012 00:01

Aglomeración de usuarios en las agencias del SRI en Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Centenas de usuarios llenaron la mañana de ayer las ventanillas de tres agencias del Servicio de Rentas en Quito.

Ayer, en la agencia de la Páez y Carrión, el tiempo de espera para recibir una asesoría tributaria era de media hora. El martes de la semana pasada ese tiempo no superaba los 10 minutos.

La fila de 20 usuarios salía del edificio de la agencia, así como del bloque contiguo donde se realiza la apertura del Registro Único de Contribuyentes (RUC) o se obtiene el valor del pago para matrículas de vehículos.

Escenarios similares de aglomeraciones se registraron en las agencias de las calles Santiago y Salinas, en el centro de Quito, y en el sur, en la Maldonado y Pusir.

La mayor afluencia de contribuyentes se explica por tres factores, según el testimonio de 10 usuarios consultados.

En primer lugar, existe una demanda masiva de claves electrónicas para realizar las declaraciones de impuestos por Internet.

Ese requisito, actualmente opcional, será obligatorio en el 2013 y para evitar aglomeraciones, el SRI estableció un calendario mensual para que los contribuyentes acudan a sacar la clave. En mayo, los usuarios cuyo dígito del RUC termine en 1 y 2 podrán obtener esta herramienta.

Un segundo motivo para las aglomeraciones fue la actualización del RUC.

Ello a fin de poder cancelar la patente municipal, requisito para las personas naturales y jurídicas que ejercen una actividad profesional y comercial en Quito.

El plazo para pagar esta tasa sin recargos venció ayer para las personas naturales que no están obligadas a llevar contabilidad.

Mientras que para las personas jurídicas y naturales obligadas a llevar contabilidad, el plazo se extendió hasta el 28 de junio.

Fuera de estos plazos, los usuarios deberán pagar una tasa de interés mensual de entre 1% y 1,3% adicional al valor de la patente.

Finalmente, hubo usuarios que también acudieron por la publicación de la lista ‘blanca’ que dio a conocer ayer el SRI en la que constan 150 000 contribuyentes con deudas tributarias en firme.

Luis Quintero fue ayer a la agencia de la Páez para hacer la declaración del IVA y cancelar las retenciones de su negocio. Esta obligación debió realizarla hasta el 9 de mayo pasado pero no lo hizo y se dirigió al SRI para determinar el valor del pago con multa. “Quiero solucionar el tema para que no me pongan en la lista”. En la agencia de la Páez se atendió hasta las 16:00 a 2 645 usuarios. Un 5% más que el jueves pasado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)