26 de February de 2012 00:01

La actividad comercial disminuyó y el sector público trabajó con normalidad

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Ayer, la actividad comercial en el centro de Quito fue baja en comparación con las ventas del pasado fin de semana. La razón, según Marco Morales, dueño de un almacén de zapatos ubicado en las calles Chile y Flores, es que al ser un día laborable, las personas no pudieron salir al centro a pasear y hacer compras, como sucede todos los fines de semana.

En un sábado normal las ventas de Morales son aproximadamente de USD 290, mientras que ayer hasta las 12:30 realizó tres ventas por USD 45. Él aseguró que los sábados laborables le desfavorecen económicamente. “Las ventas bajan hasta un 60%”.

Esta opinión fue compartida por Stalin Gallardo, administrador de la Relojería Universal, ubicada en la esquina de la avenida Pichincha y Chile, en el sector de La Marín. En este sitio se comercializan calculadoras, repuestos de relojes, lámparas, accesorios de bazar y algunas joyas de plata.

Gallardo indicó que las ventas de los fines de semana son altas, sin embargo, ayer la tienda lucía vacía. Únicamente los cinco trabajadores, que vestían un mandil blanco permanecían de pie junto a las siete vitrinas del sitio.

Los sábados se registran normalmente ventas por USD 450 en este local, que abre sus puertas al público de 09:00 a 19:00. Los domingos las ventas bajan, pero no es una variación significativa, comentó Gallardo.

A lo largo de la calle Guayaquil, desde el sector de San Blas hasta la intersección con la calle Rocafuerte, en la plaza de Santo Domingo, todos los locales comerciales abrieron ayer, a diferencia de otros fines de semana, cuando algunos prefieren cerrar.

En el restaurante Cumandá, Jeaneth Castillo, su propietaria, trabajaba en la preparación del almuerzo. Para ella no hay diferencia entre los sábados de descanso y los laborables. “Al salir de sus trabajos las personas almuerzan y cuando salen a pasear por el Centro Histórico también se alimentan”. Las ventas de Castillo se mantuvieron en niveles normales. De lunes a sábado prepara 80 almuerzos, que se ofertan desde las 12:00 hasta las 15:00, dependiendo de la demanda

En el norte de la ciudad, en el sector de La Carolina, la actividad comercial también bajó, según Jorge Rodríguez, quien administra una tienda de ropa en la avenida Naciones Unidas. Explicó que en un sábado de trabajo las ganancias se reducen a la mitad. Aunque no reveló cifras, dijo que la gente no sale a comprar.

En los centros comerciales del sector, como el Quicentro Shopping y el CCI, la afluencia de personas también disminuyó. Margarita Calderón , administradora de una tienda de perfumes, contó que los pasillos del centro comercial empiezan a llenarse los sábados desde la mañana. Las familias realizan compras, pasean, van al cine o buscan una buena opción para comer fuera de casa. Ayer, caminaban pocas personas.

Los locales del patio de comidas también experimentaron una baja en sus ventas. Hugo Amaguaña, mesero de un restaurante de mariscos, indicó que sus principales clientes de lunes a viernes son los servidores públicos, quienes representan un 60% de su clientela. Sin embargo, los fines de semana las ventas se intensifican, pues los clientes se multiplican porque van con sus familias.

En comparación con los fines de semana regulares, la congestión vehicular aumentó. El tránsito fue lento por las principales vías de la ciudad.

Las entidades del sector público atendieron con normalidad. En el balcón de servicios del Municipio la recaudación de impuestos se realizó desde las 07:30 hasta las 16:00. Las oficinas del Registro Civil y los bancos atendieron en horario normal.

El sector público

El Ministerio de Trabajo,  ubicado en La Alameda, no alteró su agenda. Los funcionarios llegaron a las 08:00 y los usuarios realizaron sus trámites con normalidad.   

Los juzgados atendieron desde las 08:00 hasta las 16:00. Todos los trabajadores laboraron de forma regular.

En el Hospital Eugenio  Espejo, en el sector de La Alameda,  los turnos para las diferentes especialidades médicas se emitieron como de costumbre. El personal administrativo trabajó  en  el horario habitual.  

El Registro Civil,  las oficinas de Turubamba, centro y norte atendieron con normalidad. No hubo aglomeración.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)