A las perchas aún no llegan las restricciones

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Santiago Ayala y Thalíe Ponce

Los consumidores de Quito y Guayaquil tienen diferentes lecturas sobre las restricciones a las importaciones que empezaron a regir el mes pasado.

Varios sectores encendieron las alertas tras la decisión del Gobierno de exigir nuevos requisitos para importar 293 productos, entre ellos alimentos procesados, cosméticos, juguetes, cerámica, televisores, materias primas, etc.

La razón de las preocupaciones es que la decisión del Comité de Comercio Exterior (Comex) provocaría la escasez de algunos rubros. Las baldosas para la construcción o los cosméticos para la venta directa están en primera línea. Constructores en Quito señalaron que la importación de cerámica para pisos está parada y ahora solo se puede adquirir producto ecuatoriano en el mercado.

Algo similar ocurre con los insumos para la venta directa de cosméticos. La falta de productos empieza a notarse. Una vendedora de Avon y L'bel, en Guayaquil, contó que recibió un comunicado de Avon, a inicios de enero, en el que se enlistaba una serie de productos cosméticos que no estarían disponibles. Entre ellos constaban los perfumes, los polvos compactos, cremas faciales y corporales, entre otros. Las razones que dio la empresa fueron las restricciones a las importaciones. En el caso de la marca L'bel, recibió una notificación verbal.

Sobre este punto, el ministro de Industrias, Ramiro González, explicó que la supuesta escasez hace referencia a los productos importados que tienen retrasos en ingresar al país, debido a la vigencia de la Resolución 116 del Comex.

[[OBJECT]]Según el funcionario, no se han prohibido las importaciones sino que se está exigiendo que ingresen al país productos con estándares de calidad internacionales para beneficio del consumidor ecuatoriano.

"Por ejemplo, las vajillas con plomo son nocivas para la salud y ahora no se permite su ingreso. Algo similar sucede con los focos ahorradores que no cumplen con el tiempo de duración establecido por sus fabricantes. Los ecuatorianos deben estar tranquilos porque no habrá desabastecimiento de alimentos ni de productos de primera necesidad", añadió.

Y, en efecto, salvo en un local de Megamaxi del Mall del Sol (norte de Guayaquil), donde se vio, durante un recorrido realizado ayer en esa ciudad y en Quito, en menor cantidad agua embotellada marca Dasani, en general las perchas lucen llenas.

En la capital, por su lado, en los principales centros de consumo tampoco se identificó desabastecimiento. Al contrario, las personas realizaban de manera normal sus compras.

A pesar de ello, entre los administradores de varios locales se coincidió en que la medida posiblemente impacte en las próximas semanas. Así, según el dependiente de un local de venta de electrodomésticos, aún se mantiene el 'stock' del año pasado y la baja es normal durante el primer mes del año.

De la misma forma, en un establecimiento de productos de delicatesen se informó que las importaciones han sido normales y que, por ahora, no han sentido el impacto de la medida. "Tengo entendido que quizás varios dulces podrían tener problemas. Pero aún no hemos visto eso. Tenemos inventario y vendemos normalmente".



Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)