15 de January de 2011 00:00

A cumplir las obligaciones tributarias

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Un nuevo año empieza y las obligaciones tributarias también. Para estos dos primeros meses, los contribuyentes deben tener en cuenta dos procesos fiscales en marcha.

El director de la Regional Norte del Servicio de Rentas Internas (SRI), Marcelo León, señala que los contribuyentes deben presentar, primero, la proyección de gastos que realizarán durante todo el 2011. Esto deberán hacerlo hasta finales de este mes.

Mientras que en el segundo proceso, que va entre el 10 y el 28 de febrero, las personas deberán presentar el detalle de los gastos en que incurrieron durante el 2010 y así determinar el pago del Impuesto a la Renta (IR). En este caso hay que presentar facturas y notas de venta como respaldo.

Hasta ahí, la agenda es exactamente la misma que en los años anteriores. Pero para este 2011 se incorporan las reformas que se decretaron el año pasado y que empezaron a regir desde enero.

Específicamente, según explica el experto tributario René Sánchez, de la firma Sánchez García & Asociados, en el caso de la proyección de gastos personales hay un cambio importante, los techos de los deducibles cambiaron.

“Hasta el año pasado, se podía deducir en un solo concepto de gastos, la totalidad a la que el contribuyente tiene derecho. Desde este año, ya no podrá deducir en un solo concepto todo el monto”.

Así, ahora el monto total que una persona puede deducir es de USD 11 973. El año pasado, todo ese monto podía ser deducido, si se lo deseaba, en uno solo de los gastos permitidos (salud, educación, vivienda, vestimenta o alimentación). Es decir, el contribuyente podía deducir todo solo en vestimenta o solo en alimentación o solo en vivienda, etc.

Pero eso ya no lo puede hacer hoy. En su formulario de proyección, únicamente podrá incorporar gastos en su totalidad si lo va a hacer en aspectos de salud.

Para el resto de rubros, lo que puede deducir es como máximo USD 2 993,25. Así, el contribuyente este año podrá deducir máximo ese valor en ropa, en comida, en vivienda y en educación.

Por otro lado, para presentar el anexo de gastos personales en febrero, las reglas del 2010 siguen vigentes. Esto es para aquellos que tuvieron ingresos gravados superiores a USD 15 000 y gastos de más de USD 7 500. Si alguien tuvo gastos menores a ese valor no debe presentar el anexo.

El procedimiento básico para proyectar  los gastos en los que incurrirá en el 2011

Los contribuyentes   tienen hasta finales de este mes para presentar  su previsión de gastos personales que realizarán a lo largo del presente   año. 

Los rubros proyectados    deben ser llenados en el formulario para la deducción de Gastos Personales ‘GP’ que se encuentra disponible en la página web del SRI(www.sri.gob.ec).

En el caso de que   el contribuyente tenga relación de dependencia (ser empleado), el formulario debe ser entregado al empleador para que realice el respectivo cálculo del Impuesto a la Renta (IR).

Si no es una   persona en relación de dependencia, pero quiere deducir sus gastos del IR, igualmente deberá presentar el formulario a través de la web de la autoridad tributaria. 

En este proceso   no se presentan facturas o notas de venta, ya que  recién se está proyectando los gastos en los que incurrirá en este año.

El formulario   SRI-GP se  obtiene ingresando a la página electrónica del SRI. Luego debe  entrar a la pestaña  que indica “Formularios y solicitudes”, ubicada en la parte alta de la mencionada web.

Acto seguido   deberá ingresar al ítem que señala “Formulario para el registro de Gastos Personales”. Se le desplegará una serie de gastos en los cuales deberá colocar sus montos.

El formulario   con los valores proyectados debe entregarse al  empleador. Si no lo hace  se asume que Ud. acepta el valor proyectado que hará el empleador y que se le descontará mensualmente en su rol.  

Cualquier duda adicional la autoridad tributaria la resuelve en línea a través de su portal.

 

Los deducibles   en vivienda y alimentación  tienen sus límites durante el 2011

Recuerde que   el año pasado el límite para deducir el Impuesto a la Renta (IR) en vivienda y alimentación era el tope (hoy sería de USD 11 973).

Pero desde este año  cada uno de estos rubros tiene sus propios techos. En ambos casos, usted como  contribuyente podrá deducir, como máximo, USD 2 993,25 por cada uno. 

Esto  obligará   a replantear sus decisiones de gasto y distribuirlas entre todos los rubros que ahora tienen techos.

Para el caso de la vivienda,  la autoridad tributaria le permite deducir aquellos  gastos incurridos por arriendo mensual de un único inmueble y que es utilizado  para vivienda. 

Además,   quienes están pagando préstamos hipotecarios, solo el valor de los intereses se incluye en las opciones a ser deducidas. Los hipotecarios deben haber sido  otorgados por instituciones autorizadas.

Si el contribuyente solicitó un crédito hipotecario para ampliar, remodelar, restaurar, comprar o construir su única vivienda, el cálculo de intereses también se contempla. En este caso, serán pruebas suficientes los certificados conferidos por la institución que otorgó el crédito; o el débito respectivo reflejado en los estados de cuenta o libretas de ahorro.

Como novedad, el cálculo también se contempla para impuestos prediales de un único bien inmueble en el cual habita y que sea de su propiedad.

En el caso de la alimentación, se incluyen las compras de alimentos para consumo humano así como también el consumo en  restaurantes.

También se deducen las pensiones alimenticias,  sustentadas en resolución judicial.

 

Educación y vestimenta tienen  topes 

El monto máximo  deducible de los rubros  de gastos en educación y vestimenta también fueron recortados. El contribuyente podrá declarar gastos hasta por USD 2 993,25 por cada uno de ellos. Ya no USD 11 973 como era hasta el año pasado. 

Si usted   o sus hijos estudian, podrá deducir los gastos en matrícula y pensión en todos los niveles del sistema educativo.

Además,   se incluyen los cursos de actualización, seminarios de formación profesional  aprobados por el Ministerio de Educación, de Trabajo o por el Consejo Nacional de Educación Superior según el caso, realizados en el territorio ecuatoriano.

Asimismo, podrá incluir los valores gastados en útiles, textos escolares y materiales didácticos para  la educación.

En el caso   de personas con  discapacidad, el beneficio de la deducción de gastos incluye a los servicios de educación especial  brindados por centros y por profesionales reconocidos por los órganos competentes.

Algo similar  se aplica para el pago de servicios prestados por centros de cuidado infantil (como guarderías). Además, en todos los casos, se contempla la deducción para la compra de uniformes  escolares.

En este mismo sentido, los contribuyentes tienen la opción de deducir de su IR aquellos  gastos de vestimenta. Cabe anotar que es  cualquier tipo de prenda.

Recuerde que  la deducción total por gastos personales no podrá superar el 50% del total de los ingresos gravados del contribuyente. En ningún caso será mayora USD 11 973, que es el  equivalente a 1,3 veces la fracción básica  de Impuesto a la Renta de personas naturales.

Ojo con salud

El  único rubro   en el cual la autoridad tributaria permite la deducción máxima, es decir, los USD 11 973, es en salud. Si sus gastos en salud  superan este valor, únicamente podrá descontar máximo este límite permitido. 

La autoridad tributaria   ha establecido como parámetros para incluirlos en la deducción por  salud los que tienen que ver con los honorarios de médicos y profesionales del área. Estos expertos deben tener  título profesional avalado por el Consejo Nacional de Educación Superior.

Además, es posible deducir los gastos incurridos en todos aquellos servicios de salud prestados por clínicas, hospitales, laboratorios clínicos y farmacias debidamente  autorizadas por el Ministerio de Salud Pública.

En cuanto  a  los medicamentos, insumos médicos, lentes y prótesis, el Servicio de Rentas Internas (SRI) también contempla la posibilidad de deducción. Tome en cuenta que con la  posible imposición  del IVA a las medicinas, podrá comprar menos. 

Asimismo,  todos aquellos gastos que se lo realicen en medicina prepagada y prima de seguro médico en contratos individuales y corporativos podrán ser deducidos. Si Ud. está incluido en una  póliza corporativa, los valores le son  descontados del rol de pagos. Este documento será válido para sustentar el gasto correspondiente.

Finalmente, también es posible incluir en su proyección el deducible no reembolsado de la liquidación del seguro privado.

Recuerde que la salud ha sido declarada como tema prioritario para este año por el Gobierno, por lo que muchas medicinas podrán conseguirse gratis.

 

 

 

 

 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)