2 de June de 2010 00:00

80 hogares se visitaron en 2 urbanizaciones de Cuenca

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Cuenca

Cuatro camionetas del Ministerio de Relaciones Laborales transportaban a 10 inspectores de Trabajo. Ellos realizaron ayer un operativo en las urbanizaciones Río Sol y de Los Ingenieros, al oeste de Cuenca.Su intención era verificar que las empleadas domésticas estén afiliadas al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). La inspección se inició a las 11:00 y terminó a las 16:00. A las 15:30 llegaron a la ciudadela de Los Ingenieros. La inspectora Marcela Idrovo eligió los hogares a ser visitados. Su compañera, Cecilia Jara, ingresó al hogar de Diana Espinoza, quien estaba junto a su esposo Santiago Moscoso y a su empleada doméstica, Aurora Albarracín, que lleva trabajado siete meses en este hogar.El matrimonio cuencano contó que Albarracín estaba afiliada al IESS y ella lo confirmó. En diciembre pasado, esta azuaya recibió por primera vez el pago de su decimotercer sueldo. Trabaja de lunes a viernes en esta casa desde las 08:30 hasta las 17:30.Al finalizar esta primera visita, Jara colocó en la puerta un adhesivo de color verde. Allí se indica que en ese lugar ya se realizó la inspección del Ministerio de Relaciones Laborales.La siguiente visita de Jara fue a la casa de Priscila Ortiz, vecina de la familia Moscoso Espinoza. En esta casa no había empleada, aseguró Ortiz, cuando Jara se identificó y le explicó la razón de su presencia. Esa afirmación fue comprobada y por ello la inspectora pidió permiso para verificar.Al entrar, Jara recorrió el primer piso y comprobó que no existía una empleada doméstica. “Yo soy la empleada en esta casa”, decía Ortiz, entre bromas. En este inmueble también se colocó un sello del Ministerio. Según la directora en el Austro del Ministerio de Relaciones Laborales, Michelle Juárez, ayer se visitaron unos 80 hogares en ambas urbanizaciones. Los controles continuarán hoy.Al momento de la entrevista que hacen los inspectores, el empleador o dueño de casa no necesita entregar ningún documento, dijo Juárez. “Solo debe responder las preguntas que le hacen y, en el caso de tener empleada, ella debe estar presente en la charla”.Otra casa visitada fue la de Fernanda Ordóñez. Tiene una empleada que labora hasta seis horas una vez a la semana. Este tipo de casos, según Juárez, no exime de la afiliación al IESS y debe tener un contrato por jornada parcial. Es la segunda etapa de la campaña oficial, denominada Trabajo Doméstico Digno, los inspectores verificarán si hay empleadas sin afiliación al IESS o que reciban un salario menor al básico. Luego vendrán las sanciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)