17 de July de 2011 00:02

73 bancos europeos sí lograrían enfrentar otra crisis financiera

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Ocho bancos europeos no pasaron los test de estrés diseñados para determinar si serían capaces de superar otra crisis económica, según informó en Londres la Autoridad Bancaria Europea (EBA).

Ese tipo de pruebas son herramientas de supervisión que se emplean para asesorar la resistencia o fortaleza de las instituciones financieras europeas, así como la fortaleza del sistema financiero de la Unión Europea.

Tras los exámenes, que se realizaron el pasado viernes, se determinó que cinco de las entidades que no las pasaron son españolas, dos griegas y una austríaca. Banco Pastor, la CAM, Catalunya Caixa, Unnim, Caja3, Wolksbank AG, Eurobank Ergasias y Agricultural Bank son las instituciones que obtuvieron calificación insuficiente en el análisis.

El examen se aprueba con un coeficiente mínimo de solvencia del 5%. Durante la revisión no se toman en cuenta las reservas que los entes han separado para hacer frente a eventualidades financieras. De los 91 bancos que fueron analizados, 16 cuentan con una solvencia de apenas el 5 %.

Según Andrea Enria, presidente de la EBA, la decisión de examinar la situación financiera de los bancos se produjo en un momento en que el sector bancario se encuentra bajo fuerte presión.

Varios de los entes revisados se mostraron insatisfechos por el proceso. Uno de ellos fue el Wolksbank AG, cuyas autoridades señalaron que habrían pasado los test si se hubieran tomado en cuenta sus esfuerzos para fortalecer su capital. Según el director ejecutivo de la entidad, Gerald Wenzel, con esas medidas la solvencia del banco habría sido del 9,8%.

Otras entidades pasaron las pruebas, pero esto lo lograron con esfuerzos. Se trata de 16 bancos de Alemania, Italia, Portugal y Eslovenia, que pasaron con lo justo.

En Alemania, los 12 bancos que se sometieron a las pruebas consiguieron superarlas, según informó el Bundesbank. Pero Helaba, una de las entidades germanas, se retiró de las pruebas ante la discrepancia de criterio con la EBA.

Según las normas impuestas por la autoridad bancaria, la institución financiera no habría pasado el test. Los bancos que obtuvieron resultados deficientes y aprobaron tienen hasta hoy a la medianoche para tomar medidas que permitan poner en orden sus finanzas antes de la apertura de los mercados bursátiles mañana.

Los analistas señalan que en el último año los bancos europeos han ido mejorando sus balances a medida que la región se ha ido alejando de la recesión. Además, algunas instituciones financieras se adelantaron a la prueba y tomaron medidas de saneamiento de su balance a principios de año.

En tanto, la Unión Europea (UE) y el Banco Central Europeo pidieron a los bancos que tomaran las medidas necesarias para reforzar su capital de posiciones.

“La reparación del sector bancario de la UE es un elemento importante de una respuesta global a la crisis actual”, dijo el comisario de Asuntos Económicos de la UE, Olli Rehn y el comisario de Mercado Interior, Michel Barnier.

La visión de los analistas financieros de Europa es que la gran mayoría de las entidades financieras de ese continente son más capaces de resistir golpes.

La UE también impulsó a los funcionarios de cada país al respaldo de medidas para ayudar a los bancos. Las autoridades creen que la prioridad es dar soluciones para el sector privado y un marco sólido para la prestación de apoyo al gobierno, en caso de necesidad. Con el tiempo los bancos deben ser mucho más seguros y sólidos.

Por ahora los resultados de las pruebas de estrés ya generan efectos en las finanzas de la Unión Europea: el euro se fortaleció levemente frente al dólar.

Hubo rumores en la mañana del viernes, según los cuales 15 bancos habían fallado. Después hubo comentarios, respecto de que 21 instituciones financieras del bloque europeo no lograron pasar el proceso. La tranquilidad volvió a reinar cuando se conoció que apenas ocho no lograron superar la prueba.

Claves del análisis de resistencia

¿En qué consiste?
Una herramienta de supervisión. Se emplea para asesorar la resistencia o fortaleza de las instituciones financieras europeas ante situaciones hipotéticas de estrés, así como la fortaleza del sistema financiero de la Unión Europea en general.

Las implicaciones
Termómetro económico. Cuando los bancos cuya magnitud en el mercado sea significativa no
alcanzan a pasar la prueba, surge la pregunta de si el Banco Central Europeo podría o debería continuar siendo el prestamista de
última instancia.

¿Qué viene luego?
Seguimiento. Luego de difundir los resultados de la prueba, la Autoridad Bancaria Europea vigilará de cerca los planes de acción propuestos por los bancos, así como los planes de supervisión diseñados para abordar las deficiencias resaltadas por el test.

Otros mecanismos
Acuerdos. Además del 'stress test', una respuesta más amplia para evitar futuros desbalances es el diseño de acuerdos como el de Basilea III, un conjunto integral de reformas para fortalecer la regulación, supervisión y gestión de riesgos de la banca.

¿Quién lo hizo?
Las entidades. A partir del 2011, la entidad encargada de llevar a cabo esta prueba para la Unión Europea es la Autoridad Bancaria Europea junto con la Junta de Riesgo Sistémico Europea, en coordinación con el Banco Central Europeo y la Comisión Europea.

¿Cómo se ejecutó?
Análisis individual. Se llevó a cabo banco por banco, con los datos consolidados por grupo. Se tuvieron en cuenta áreas donde se estimaron necesarias algunas mejoras en el ejercicio del 2010. El análisis se quiso hacer en términos de las lecciones aprendidas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)