17 de June de 2010 00:00

37% de pérdidas de energía en Manabí

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Manta

Los gerentes de las empresas eléctricas del país se reunieron dos días en Manta para definir nuevas medidas sobre dos problemas recurrentes: las altas pérdidas de energía y la elevada cartera vencida.Según información del Consejo Nacional de Electricidad (Conelec), hasta abril pasado, el 17,21% de la energía que se distribuyó a través de las empresas eléctricas se perdió.

Ese porcentaje varía entre las empresas y revela que existen distribuidoras eficientes como la Centro Sur o la Empresa Eléctrica Quito, donde las pérdidas de energía son menores del 10%, mientras que en Manabí o Esmeraldas llegan al 37% y 27,8%, respectivamente.

En estas dos últimas empresas hay que trabajar casi desde cero, señaló Bernardo Enriques, gerente de la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL).

En el caso de Manabí, desde el próximo lunes se aplicará un plan para bajar las pérdidas de energía, lo cual implica mejorar la infraestructura existente.

Por eso se invertirá USD 1,5 millones para reparar dos transformadores y se autorizó la compra de 150 transformadores de menor capacidad. También se contratará el mantenimiento de 800 kilómetros de líneas de subtransmisión de 69 kilovoltios en el sistema de CNEL-Manabí.

El plan también contempla la reparación de 80 transformadores con sus respectivos postes. Se proyecta la compra de dos carros canasta y una grúa para enterrar y sacar postes.

Enriques cree que con estos trabajos la calidad de energía de Manabí mejorará en un año.

“Si los usuarios persisten en tener conexiones clandestinas, solicitaremos la ayuda de la fuerza pública para regularizarlos”.

Con este plan se busca replicar la experiencia de empresas como la de Guayas-Los Ríos, que tenía pérdidas del 44% hace tres años y que hoy está en 24,1%.

Iván Mosquera, superintendente de la empresa, contó que se cambiaron 200 kilómetros de cables y se instaló un cable con aislante que impidió a los usuarios conectarse a la red directamente y así no pagar por el servicio de energía eléctrica.

El segundo problema que intentarán solucionar las eléctricas es cobrar los USD 300 millones que adeudan los usuarios públicos y privados. De ese monto, 140 millones corresponden a Manabí. Ahí se analiza aplicar la coactiva para cobrar a los morosos, dijo Gustavo Vera, gerente de la CNEL-Manabí.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)