5 de May de 2010 00:00

284,1 millones para crédito educativo en 3 años

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Negocios

El Instituto Ecuatoriano de Crédito Educativo (IECE) prestó en tres años y tres meses casi el mismo valor que durante los 33 años anteriores.

Las cifras oficiales señalan que desde 1973, año en que empezó a operar, hasta el 2006, la entidad otorgó 273,2 millones. Y desde el 2007 hasta marzo pasado desembolsó USD 284,1 millones.

A diferencia de otros bancos públicos, esta entidad no ha recibido capitalización estatal para lograr este crecimiento crediticio.

Sus ingresos provinieron básicamente del aporte del 0,5% de los patronos públicos y privados que se descuenta a través del IESS. Este aporte ha sido creciente en los últimos años, por ejemplo, desde el 2005 hasta el 2009 pasó de USD 11,7 millones a 38,4 millones. Para este año se prevé obtener 46,7 millones.

Para poder convertir esos recursos en créditos, la entidad aumentó el número de agencias y amplió su nómina en 100 personas. Antes operaba en siete provincias del país y hoy lo hace en 24.

Pero junto con este crecimiento también se multiplicaron los problemas. En el diagnóstico realizado por la ‘Súper’ de Bancos (SBS) hasta el 2009 se concluyó que “no han prevalecido criterios técnicos en el desempeño de la entidad, afectando su estructura financiera. El crédito concedido no responde a ninguna directriz ni al Plan Nacional de Desarrollo”

Esto se refiere, principalmente, a la tasa de interés que bajó a 4,6% durante el período de gracia. Y hasta 10% en la fase de recuperación de créditos, es decir, cuando el estudiante ya trabaja. El plazo de los créditos es de siete años.

Anteriormente se manejaban rangos del 7,7% al 12,8% y cinco años de plazo para pagar.

Para el gerente Fabián Solano, el dinero que presta el IECE tiene cero costo y su finalidad no es obtener lucro, por lo que no es justo cobrar la tasa del mercado que está en 16,3%. “La SBS le ve al IECE como un banco más, no ve la parte social que manda la Ley del IECE. La ganancia del Estado es tener una sociedad más preparada y a esto se dedica esta institución”.

Jaime Torres, subgerente, explica que los créditos producen USD 10 millones de rendimientos y para los gastos operativos se destinan USD 4 millones.

Al tener una diferencia de USD 6 millones, Torres descarta que la sostenibilidad de la institución corra riesgo, incluso dice que podrían bajar más la tasa para que más pobres accedan al crédito.

Solano además exige que se cree un segmento de crédito educativo, ya que actualmente estos préstamos se catalogan como de consumo. “No es lo mismo sacar un crédito para (comprar) una TV que para estudiar, cuando el costo del dinero es cero”.

Sin embargo, el órgano de control observó que la concesión y recuperación de préstamos presentan “alto grado de riesgo e informalidad, los procesos no se aplican de manera uniforme entre oficinas”. De hecho, la entidad cerró con USD 3,3 millones de pérdidas el 2009 y tuvieron que hacer provisiones por 7,8 millones para cubrir cartera vencida.

Manabí, Esmeraldas y Guayas tienen los mayores problemas para cobrar las deudas, lo cual fue observado por auditoría interna.

Para garantizar la recuperación, Torres dice que desde el año pasado se exigen garantías bancarias e hipotecarias por los créditos otorgados. Solano señala que recibió una institución con un índice de morosidad del 23%, el cual bajó al 9,6% al cierre del 2009. Hasta marzo pasado estaba en el 11%.

Una posible regularización a la entidad

Según el departamento de Auditoría Interna, de la cartera actual de USD 195,4 millones, el 60% está en etapa de desembolsos y período de gracia, por lo que no se puede hablar de un deterioro de la calidad del crédito .

Al cierre del 2009, la Superintendencia de Bancos (SBS) planteó un posible plan de regularización para esta entidad.

Este Diario consultó al ente de control qué acciones tomará en el caso de aplicar el plan de regularización, pero no recibió ninguna respuesta.

Las autoridades del IECE están analizando la posibilidad de que a futuro se convierta en una institución solo dé becas educativas. De esta forma no estaría controlada por la SBS.

Becas para los abanderados

Al igual que los créditos educativos, las becas también registran un crecimiento histórico.

Se han concedido 13 124 becas a los alumnos abanderados de escuelas y colegios públicos, con una inversión de 11,4 millones, los últimos tres meses del 2008 y durante el año pasado.

Este año se espera invertir USD 22 millones, los cuales salen del presupuesto general del Estado.

También se premian a los mejores estudiantes ecuatorianos que estudian en Cuba. En el 2009, 1320 recibieron pasajes gratuitos para venir al país en vacaciones.

A través del Ministerio de Educación también se entregan becas a los hijos de los héroes del Cenepa y de las FF.AA. Y también a quienes estudian en la Zamorano.

‘El IECE financia mi carrera’

Juan Machado/ Cliente

A través de Internet y por mis familiares me enteré de los beneficios del crédito educativo que da el IECE. Fui a preguntar y no me cubría el ‘prepo’ de Administración de Empresas, pero si pasaba esta etapa me financiaban toda la carrera en la Universidad Politécnica Salesiana de Quito.

Una vez que entregué todos los papeles que me pedían, asistí a una charla y ahí me dijeron todo lo que tenía que hacer. Se podía preguntar y responder lo que yo quería. Presenté el formulario en julio, pero justo era la época de salida de clases, por lo que había un montón de personas.

El primer día madrugué a las 06:00 pero no logré que me atendieran, el segundo día fui a las 04:00 y me dieron el turno 12 y me atendieron rápido.

Me dijeron que regrese con mis garantes para firmar los papeles y tenía que dar el número de cuenta para que me depositen el crédito. Me dieron en total USD 6 500 para toda la carrera, pero semestralmente son unos USD 700.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)