7 de July de 2010 00:00

20 empresas y obras de arte aún no se venden

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

Un grupo de 20 bienes inmuebles y empresas que entregaron al Estado los ex accionistas de Filanbanco, en un fideicomiso como garantía, se encuentra congelado desde hace 12 años.

Se trata del fideicomiso AGD, que es manejado por la administradora AFPV y que incluye inmobiliarias, terrenos, edificios, centros comerciales (Puntilla Mall) y hasta obras de arte.

El futuro de estos bienes lo decidirá el nuevo Fideicomiso No Más Impunidad, que se encarga de administrar las empresas que la Agencia de Garantía de Depósitos (AGD) se incautó hace dos años a Roberto y William Isaías.

La ex AGD valoró esos bienes en USD 52,3 millones, pero los hermanos Isaías, ex accionistas del banco, lo cuantificaron en USD 65 millones cuando lo entregaron como garantía para cubrir pagos pendientes en 1998, cuando el Estado asumió la administración.

En julio del 2001, el banco cerró y entró en liquidación. Y en julio del 2008 se determinó una pérdida patrimonial de USD 661 millones, lo cual originó que la AGD se incaute los bienes de los dueños de Filanbanco.

Julio Molina, ex director de la Comisión de Administración y Supervigilancia de Empresas Incautadas, sostuvo que los bienes del Fideicomiso AGD tienen que ser vendidos rápidamente porque han permanecido mucho tiempo en administración estatal. “Cuando se creó la Comisión en enero del 2009 se recomendó que se venda, pero no lo han hecho. Esos activos se deterioran constantemente”.

Molina dijo que las obras de arte eran las únicas que estaban protegidas, ya que fueron trasladadas al Ministerio de Cultura como patrimonio.

Dentro del Fideicomiso, el inmueble con más valor es Puntilla Mall, en la vía Samborondón. Su valoración llega a USD 13,5 millones. Luego están los bienes que posee la compañía Comercio y Desarrollo (Coydesa), cuyos activos suman USD 10,6 millones.

Según Xavier Castro, abogado de los Isaías, estos bienes ganaron plusvalía y ahora pueden estar cotizados en cerca de USD 100 millones. “Este fue un fideicomiso para cubrir cualquier problema que haya con las deudas. El Fideicomiso No Más Impunidad es para las empresas incautadas a la familia Isaías. No pueden cobrar dos veces las mismas cosas”.

Castro explicó que nadie sabe qué han hecho con los alquileres y los flujos de caja que generaron esos bienes en 12 años. “Nadie comunica nada y todo lo hacen en silencio. Son bienes inmuebles que generan mucho dinero y que deben tener mantenimientos”.

Molina dijo que será el Ministerio de Finanzas quien defina qué hacer con esos activos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)